Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Verde, si llama
Hoy a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Hoy a las 4:43 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Cual la quimera

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7679
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Cual la quimera

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Vie Mayo 16, 2014 8:26 am

    Cual la quimera, azul, de verde espuma
    en traslúcido ocaso sobre sierpe
    en menuda gama, se despluma
    el rico azor de sombra torpe…
    Gacela herida, errática cual llama
    a su silencio huida clama en mil reparos
    la buena vida de un corcel que amaros
    sobre ti, la celada, el viento aclama…

    Profunda y süave, la cortina que se dora
    sobre ermitaña vara, en forma enhiesta
    a la lluvia baldada que se amura
    sobre el celaje del verde en que se acuesta…
    Panoja dócil de sombra en la trinchera
    de verde mar, y hostigada primavera
    de luna aciaga, de vista que se enluce
    sobre mi semblante adusto goza el cruce…

    Vertiente austera, devanada en mil palomas
    que sobre la mirada, al vino casto encïerra
    la juventud apoderada de la tïerra
    la vida dócil, el llanto, pudor sobre las llamas…
    Rocín que quedo cabría en sólo espumas
    a su alegría, venerando mil querubes,
    a solas villas que de endechas alan, subes
    a su estertor de mil banderas sobre lumas…

    De sobra al vïento, de mil estragos, sombra acude
    de sol venéreo, templado, sol apenas,
    de mil herrajes, de fortunas en las venas
    de sólo cirio y cardumen vuelta y mude…
    Mudanza de atroz desvarío y que concierta
    espuma roja y verde espuma, y sobre el viento
    distinta luz sobre planicie, sólo siento
    la verde aurora que es espera y aún es cierta…

    De sólo estrella, sólo noche, sólo sombra
    y sólo albor, de mi panoja recubierta
    de mil anclajes de luz en la cubierta,
    de sólo noches y de estrellas, cual asombra
    aquella luz de pordiosero manto endeble
    sobre el suspiro de mi rostro, de mi mueble
    que hace sentir el goce etéreo en la paloma
    y hace suspiro de mi amor cual verde aroma…

    De luz tan queda, de inocencia, de peaje
    de luz, de ciencia, de coraje
    de sólo estela de pasión verde arbitraje
    de sólo nubes pizarrón sobre el celaje…
    De sólo nïeves de blasón, de idolatría
    de castos bucles, de inocencia, de hoz bravía
    que sólo siegan lo bermejo de tu cobre
    ó sólo alan lo más lúcido, salobre…

    De verde hechizo, de cinética escafandra
    cual golondrina ó picaflor ó ya mudanza
    en el estío de su flor, de verde tanza
    de sólo hálito de amor, de luz que acendra…
    Ó ya la ínfima locura en vendavales
    que sólo adueñase las hojas, los timbales
    y los truenos y las gotas y los cielos
    en sólo verdes espurios, pañuelos…

    De goce etéreo en la mirada, sombra aguza
    cual la dialéctica mirada que es intrusa
    a su ataviada mariposa ultraterrena
    a mí sea el amor, a mí la pena…
    Sobre la hierba nace hierba y sólo hierba
    nace, de cual su luz hace proterva
    la mirada, de sólo cielos ó de luces en la arena…
    Y hace la nïeve sólo blancura, alba terrena…


    De pasajero manto, de caución ó de guarismo,
    de sólo ardor, de flecha ó desamparo
    sobre la estela de mi bruma, loco faro
    hace la luz más amable, más sol mismo…
    Y en su guirnalda cuya antena es ya su rayo
    cae la cadencia entre su oro ó sus rubíes
    de luz, de menudencias y guríes
    de sol desierto, de luces y oro bayo…

    Así cabalga mi cielo bajo cielos,
    y sobre espumas de adiós hallo consuelos…

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 6:54 pm