Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Al fin he alzado el vuelo
Sáb Jun 16, 2018 8:50 pm por caminandobajolalluvia

» Llévame…
Sáb Jun 16, 2018 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» ESA LUMINOSIDAD
Sáb Jun 16, 2018 8:24 pm por caminandobajolalluvia

» Tiempo de amor que agoniza
Sáb Jun 16, 2018 8:16 pm por caminandobajolalluvia

» Hilo sangre-luz
Sáb Jun 16, 2018 8:10 pm por caminandobajolalluvia

» PRIMAVERA: Dos poemas cortos
Jue Jun 14, 2018 5:45 pm por Miguel Visurraga Sosa

» En el momento en que el verano callaba
Miér Jun 13, 2018 6:01 pm por Miguel Visurraga Sosa

» MENTE SOMBRÍA
Lun Jun 11, 2018 5:03 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Catarsis (Hacia el naciente)
Lun Jun 11, 2018 5:01 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La despedida de Adán

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La despedida de Adán

    Mensaje por Oscar64 el Lun Mar 17, 2014 5:31 am

    La despedida de Adán

    Me sirven todas las micros,
    todas las noches que aúllan,
    todos los reyes que huyan
    de un trono o de un hemiciclo.
    Las manchas en el periplo,
    las venas que corta el tajo,
    de la muerte cada atajo,
    de la vida cada escala
    y del terreno la pala
    con que ir arriba o abajo.

    Nada es sincero ni estable,
    nada perdura en lo eterno,
    se acaba todo gobierno,
    se corta el más firme cable.
    Se mella el más fino sable,
    se traba la mejor puerta,
    ninguno escucha la alerta
    ni ve podrirse la fruta,
    y el edén ya ni se inmuta
    con la serpiente ya muerta.

    Tengo rabia, tengo furia,
    tengo las manos crispadas,
    entre los dedos mis nadas,
    entre los huesos penuria.
    Quiero vivir la lujuria
    de un enojo sin barrera,
    que se queme hasta la espera,
    que se acabe hasta lo insigne
    y que al dolor me resigne
    con un rifle en la sesera.

    Quise vivir cual se debe,
    amar como corresponde,
    ser uno que no se esconde,
    pasar de que todo es breve.
    Y lo logré, dije bebe,
    y bebí de cada río,
    y aquel vaso creí mío,
    hasta que lo vi quebrarse,
    las aguas raudas fugarse
    y el pecho roto y vacío.

    Por eso ya nada espero,
    si hay luz, la luz yo celebro,
    si hay sombra, mi sombra enhebro,
    si hay llanto, río y me muero.
    Qué corto se me hizo enero,
    qué falso el mundo que piso,
    pongo en la frente este aviso:
    no más árbol, bien ni mal,
    ya no me busques, chacal,
    me marcho del paraíso.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    17 03 14

      Fecha y hora actual: Lun Jun 18, 2018 12:09 am