Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Hoy a las 12:52 pm por Miguel Visurraga Sosa

» La noche desplomada
Hoy a las 12:51 pm por Miguel Visurraga Sosa

» A la luz de la palabra
Hoy a las 11:06 am por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Dulce patria

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Dulce patria

    Mensaje por Oscar64 el Miér Ene 29, 2014 5:42 pm

    Dulce patria

    En el descanso de las olas, en la marea
    de obreros que regresan cada tarde a casa,
    te vi o creí yo verte, abanderada
    de tu digna soledad y tus tres hijos.
    Entonces me alegré de que vinieras,
    sirena terrenal, mujer humilde,
    sin tanta caracola nacarada,
    sin tanta arena inútil en algún zapato,
    tan sólo con tus huellas de gaviota,
    tu abrazo en ese olear de conclusiones
    y tu alto atardecer de suave rojo.
    Me alegro, compañera, de, en el tiempo,
    cantar tu perdurar de ola inasible,
    más cuando los ministros te proscriben
    y te cambian por cifras irrisorias.
    No es cierto que esté bien cuadrado todo,
    que alcance el más precario su cebolla,
    que sea justo el parto de los pobres,
    que no haya por hacer ningún gran cambio.
    Menos que tú, que te mereces todo el trono,
    tengas derecho al mismo trato equitativo,
    amas, combates, enseñas, cortas ropa,
    rezas, pones parches, curas fiebres
    y esperas por tu par con blancas sábanas
    y escondes tu dolor en la más mística sonrisa,
    querida compañera, y tanto falta.
    Marchemos junto al mar, tomo tu mano,
    más blanca que tu piel y que la espuma,
    más alta que el oleaje, más serena
    que aquella eternidad de cada tarde.
    Hija del hombre, el mar de los que marchan
    te lleve a cada puerto a que te canten,
    conduzca tu timón a un mundo nuevo,
    permita un nuevo trato en cada playa.
    Sonrío ante tu voz irrenunciable
    y en la arena me tiendo por guardar cada pisada.
    Tus huellas ya regresan del futuro,
    tu vuelo es lo que espero, dulce patria.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    29 01 14

      Fecha y hora actual: Miér Mar 29, 2017 2:59 pm