Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Quiero verte hoy de tarde
Vie Ago 18, 2017 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Vie Ago 18, 2017 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

» INVIERNO EN EL CAMPO
Jue Ago 17, 2017 8:03 pm por caminandobajolalluvia

» Tarde enajenada
Jue Ago 17, 2017 7:55 pm por caminandobajolalluvia

» Tardes de primavera
Jue Ago 17, 2017 7:14 pm por Esperanzapaz

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Ago 17, 2017 1:44 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    El día avanza

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    El día avanza

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Ene 25, 2014 4:52 pm

    El día avanza

    Sorbeteando mis mocos, enjugando
    las lágrimas totales de mis ojos y alma,
    me enfrento a la desdicha de mi mismo,
    comienzo a derrumbarme en la mañana.
    Ocurre que la paz queda tan lejos,
    que la justicia yace pudriéndose en las gradas
    del palacio que por ella construyeron
    los héroes, los mártires, las razas.
    Ocurre que en el nombre de los hombres
    se mata hombres, se explota hombres,
    se envía hombres a la guerra y a la plaga,
    y ningún hombre se opone a este destino,
    o ninguno sobrevive si reclama.
    ¿Qué mundo es este, que se extingue por sí mismo,
    qué vida es esta, que se apaga entre las balas,
    entre los tarros vacíos del mendigo,
    entre los niños que en la escuela empuñan armas?
    Yo quiero sonreír, pero me enfrento
    a la mirada triste de los que aman,
    ¿por esto es que han perdido el paraíso,
    para esto hay una flor en sus ventanas?
    Marchita ya se ve, pero ni entonces
    fallece que en un libro su luz guarda,
    un viejo aroma a sal y a laberinto,
    un suave aroma de la tierra y de la nada.
    Detengo mi reloj en un suspiro,
    les pido cavilar entre las aguas,
    nací, crecí, me cuento entre los vivos,
    el cielo ya cayó, y el día avanza.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    25 01 14

      Fecha y hora actual: Dom Ago 20, 2017 7:03 pm