Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Ayer a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Ayer a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La siesta

    Comparte

    Rene Roca

    Masculino Mensajes : 9
    Fecha de inscripción : 08/02/2010
    Localización : San Isidro, Argentina
    Humor : mucho

    La siesta

    Mensaje por Rene Roca el Sáb Mar 20, 2010 10:09 am

    Apareció temeroso, apoyado sobre el cancel de la puerta. Indeciso para entrar, como si esperase una invitación. Ella lo recibió con una sonrisa que no tenía otra finalidad que alentarlo. Lo tomó de las manos y hundió la cabeza en su pecho. El calor de la mujer que lo amaba lo reconfortó.
    Ella, como si lo hubiese ensayado mil veces, le puso las manos sobre la cara, y con suaves y pacientes movimientos acarició su larga barba. Lo volvió a abrazar pero esta vez su intención fue más allá. Comenzó a recorrerle el cuello con certeros y colmados besos. Él se sintió verdaderamente amado. Dejó caer su túnica tal como ella se lo insinuó. Su piel cobriza se erizó frente al recorrido circular de sus uñas.
    Es sabido, desde tiempos inmemoriales, que entregarse al amor ayuda a mitigar el dolor. Y así lo profesaban ellos, con esa pasión que solo puede corresponderles a dos pecadores.

    Que Dios haya expulsado al hombre del paraíso debido al insidioso influjo de la mujer, tal como lo afirman las Sagradas Escrituras, es una historia que no resiste lo suficiente frente al santísimo placer de estos amantes. Más bien supondríamos que el hombre simplemente abandonó aquella tierra perfecta por simple aburrimiento.

    Reían de alegría, entregados a la inmensidad de la estera donde retozaban, inconscientes de la historia, del futuro y de la vastedad de sus vidas.
    Al anochecer, el frescor comenzó a habitar el desierto, hombre y mujer regresaron a sus realidades.
    Él se incorporó y observó los olivares que amansaban el agresivo paisaje. El temor que lo aquejaba en los últimos días quedaba asimilado. Comprendió el plan que el Altísimo tenía para este mundo. Rezó dando gracias.
    Ella le avisó que la hora había llegado. Lo ayudó a vestirse y partieron donde lo esperaban. La mesa era larga y todos se sintieron iluminados cuando ingresó a la estancia. Se sentó en el medio e intercambió algunas palabras amenas con quienes tenía cerca.
    Le acomodó con disimulo la túnica a la altura de los hombros y apoyando sus manos en ellos ejerció una leve presión. Esto no significaba otra cosa que María Magdalena lo amaba incondicionalmente.
    Entonces Jesús miró a sus discípulos diciendo: “Tomad y comed todos de este pan, porque este es mi cuerpo”, y tomando un cáliz dio gracias y se los dio “bebed todos de él, que esta es mi sangre, que será derramada por muchos para remisión de los pecados. Haced esto en conmemoración mía”.

    Los amantes se miraron con ternura, Dios les había prometido la vida y un amor inacabable.

    Andica
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 2989
    Fecha de inscripción : 11/12/2009
    Humor : ehhhhh??????????

    Re: La siesta

    Mensaje por Andica el Jue Abr 01, 2010 10:51 am

    UYYY QUE TEMAS HAS TOCADO RENE, UNA HISTORIA MUCHAS VECES IMAGINADA POR LOS ESCRITORES Y LA VERDAD POR LA MAYORIA DE LA GENTE, QUE MI PARECER NO SERIA PECADO, SINO LA CONCEPCION DE JESUS COMO UN HOMBRE SOBRE ESTA TIERRA, UN HOMBRE UNICO EN TODAS SUS PALABRAS, TE FELICITO POR ESTE CUENTO TAN CUIDADOSAMENTE RELATADO...

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 1:15 pm