Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» El Casino Obrero Navidad 2016
Ayer a las 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Ayer a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Periférico

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Periférico

    Mensaje por Oscar64 el Dom Dic 22, 2013 11:10 am

    Periférico

    Periférico es vivir, cambiar de ropa,
    sacar hora en el doctor, comprar el diario,
    leer un viejo mapa, abrir los ojos,
    saludar a madre e hijos por teléfono,
    periférico es contar las cuotas que nos quedan,
    hablar de fin de mes, echarse abajo
    de la cama cada día antes del turno,
    volver luego desecho de cansancio
    y en un beso ritual colgar la vida de un bostezo.
    Eso es lo periférico, bien vale su trabajo,
    eso sí por debajo, por adentro
    va inscrito el ademán que da el sentido,
    que elige uno y no otro pantalón,
    que lee una noticia y no aquel dato,
    que toma posición desde una torre propia
    para observar desde allí la situación de lo que existe,
    de lo que somos en primer lugar, pues nada más veremos
    si ignoramos nuestros ojos y el lugar de sus pupilas.
    Esa es la clave tras el trato cotidiano,
    comprendernos y avanzar por los caminos interiores,
    echar a andar los sueños que dan sentido a cada paso
    y que los otros amarán, pues ellos dan su propio surco.
    Vivimos sin afán cuando tan sólo respiramos,
    cuando tan sólo nos parece que nada más nos falta,
    vivimos de verdad cuando esa sombra es la elegida,
    la que ilumina nuestro porte y da lección de nuestro esfuerzo,
    la conocida por nosotros, la dispuesta
    para que todo y todos sepan claramente
    quién es ese que va confiadamente a nuestro lado.
    Vivir no es periférico si sabes
    abrir esas ventanas, si tú dejas
    palpitar tu corazón con un mensaje,
    si aspiras el aire matinal con un sentido
    en cada alveolo y nube de terrestre arboladura,
    con una fe en cada temblor de esos pulmones bajo el pecho,
    con un claro fervor en los caminos de la vida humana.
    En esto está además el desafío,
    pues cada día trae su propio laberinto,
    su fruto y su raíz, su barro fresco
    en el que debemos recrear el universo entero.
    Si es juntos es mejor, lo sabe el agua
    que gota a gota cae hasta dar forma a la cascada,
    lo saben los ladrillos que se agrupan
    para alzar la pared de aquel palacio o de la casa,
    lo mismo las semillas que recorren
    los campos dejando su recuerdo
    para que florezcan felices las abejas.
    Y es obvio, ya esto saben, no requieren
    que nadie les descifre el gran misterio,
    nosotros, los pequeños, sí olvidamos
    el sitio que nos dio la propia vida
    y a veces, alejados de nosotros
    y de ella, nos perdemos en abismos,
    en nada terrenal, en simple vida,
    un día tras el otro soterrados,
    una noche tras otra sin hallarnos en la estrella.
    Por eso escribo aquí, probablemente errado,
    sobre lo que yo sé o lo que intuyo,
    mi mano es una más de las que alientan,
    la ofrezco en mi lugar, la periferia es este sitio,
    el resto palpitar para hacer pleno el noble viaje,
    el resto descubrir la identidad de estas verdades
    y en ellas palpitar alegremente
    hacia la plenitud, la fe, el amor, la verdadera vida.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    22 12 13

      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 9:18 am