Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Danzando entre las moras…
Dom Abr 23, 2017 8:24 pm por caminandobajolalluvia

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

» Dosel de espumas
Vie Abr 21, 2017 5:37 am por caminandobajolalluvia

» VISIONES IMPREVISTAS
Mar Abr 18, 2017 8:23 am por caminandobajolalluvia

» Sombra, nieve, claro…
Sáb Abr 15, 2017 1:58 pm por caminandobajolalluvia

» YA NADA ES IGUAL
Jue Abr 13, 2017 10:02 am por caminandobajolalluvia

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Jue Abr 13, 2017 9:57 am por caminandobajolalluvia

» ¿cómo nacer en tus ojos?
Jue Abr 13, 2017 9:51 am por caminandobajolalluvia

» Mundo de gracia
Jue Abr 13, 2017 8:38 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Reconstrucciones

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Reconstrucciones

    Mensaje por Oscar64 el Jue Dic 19, 2013 7:28 pm

    Reconstrucciones

    Letrina de tus ojos, ese llanto
    debió purificar lo que no miras,
    lo que no quieres ver porque te escapas
    de todos los espejos que te invocan.
    Mas nunca cesará, no está en tu adentro
    el duelo en que asumir sal y miserias,
    la cara en que mirar lo que tú has hecho
    y el sello en que buscar alguna cura.
    Por eso, por tu voz que se fragmenta,
    que evita como tú el dedo en la llaga,
    sé que no sanarás, que nadie sana
    sin primero sacar toda la pus de sus heridas.
    Hay que aguzar la voz, la vista, la palabra,
    hay que entrar como el mar en las ciudades ya marchitas
    y en un fragor correr por esas calles sin recuerdo
    hasta al niño encontrar en que te aguardan las verdades.
    Esquina esa de azul, de ventanales,
    allí junto al rosal que amó tu madre,
    allá junto al mantel de las visitas
    en que tanto se habló de la alegría de estar vivos.
    Allí comprenderás lo que te falta,
    lo perdido, lo insólito de un pan que sin migajas
    huele al horno, al trigo en que en tu ayer fuiste sembrado
    y en que un día volverás a la razón de nuestra harina.
    Hay que decir que estás en la ventana
    y que pareces fiel cavilando en tus misterios,
    que todo lo que fue sigue contigo en la mirada,
    que todo lo que falta es esa boca en que lo nombres
    y que en todo el mal vivir sólo está en ti que lo redimas.
    Letrina de tus ojos, este llanto
    por fin ha de limpiar lo que has perdido de tu gracia,
    entonces te alzarás con el poder de tu camino
    y allí te podré ver, ya transitando hacia tu estrella.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    18 12 13

      Fecha y hora actual: Miér Abr 26, 2017 9:37 am