Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Hoy a las 9:05 pm por nam nado

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Señor olvido

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Señor olvido

    Mensaje por Oscar64 el Jue Dic 05, 2013 5:09 am

    Señor olvido

    Señor olvido, aquí me tiene
    desesperadamente suyo,
    de vernos solos yo concluyo
    que nada queda y nada viene,
    pero no quiero que se apene
    ni que me cuente qué ha pasado,
    sólo lo quiero aquí abrazado
    como mi sombra preferida,
    que aunque llegó la despedida,
    señor olvido, no he olvidado.

    Cómo podría si la amaba,
    cómo podría si me acuerdo
    en cada noche en que me pierdo
    hasta encontrar la madrugada.
    Cómo podría si en mi almohada
    está su cuerpo hecho deseo,
    está su boca en la que creo,
    sabiendo bien que no regresa,
    pero que aún mis manos besa
    mientras en sueños la poseo.

    En la canción de aquella noche
    todo era paz y era alegría,
    pero llegó la luz del día
    y el amor se volvió reproche.
    En la canción de aquel derroche
    no había más que nuestro encuentro,
    llegó la luz y el desencuentro,
    llegó la vida y trajo el llanto,
    partido en dos se quedó el manto
    de nuestro amor fuera y adentro.

    Nadie lo supo, no se sabe
    nunca jamás de estas caídas,
    siguen de pie ardiendo las vidas,
    aunque la pena no nos cabe.
    No volverá el trino ni el ave,
    no volverá el mar a ese puerto
    ni las caricias al concierto
    que conquistaba la esperanza,
    no volverá ni la mudanza
    que todo es ya un amor del muerto.

    Y usted aquí, señor olvido,
    cómo no quiere que yo llore,
    cómo no quiere que le implore
    que no se marche de mi oído.
    Sé bien que está todo perdido,
    pero no sé cómo aceptarlo,
    por eso deje que, al hallarlo,
    me quede aquí bajo su sombra
    y si oye usted que se me nombra,
    ya sabe bien, yo he de olvidarlo.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    05 11 13

      Fecha y hora actual: Mar Mar 28, 2017 9:29 pm