Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Ayer a las 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Ayer a las 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 0 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 0 Invitado :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    A ruiseñor

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Tu Puedes A ruiseñor

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Lun Dic 02, 2013 4:36 am

    A ruiseñor, tu fuego es que me pase
    la llanura en vendaval, así mi historia
    que conjugada al vuelo tu memoria
    es oro de cristal y en sombras yace…
    Cultivemos el maizal que su relieve
    augura un fresco dormir cuando te apremia
    la sal que engendra sal bohemia
    y oro enlutado, cual dócil mar de nieve…

    A sólo ruiseñor, el mar se atreve
    a contemplar la selva en agonía,
    de tu bermeja pasión e idolatría
    que se fragmenta en ocio que sea leve…
    En el momento de la cal vuelve imprecisa
    la llanura al vendaval de tu cornisa,
    y entre el desierto que te püebla
    haces amor con las paces de la nïebla…

    Conjugación somera y diferente
    sobre los acres perfumes insolentes
    que tus miradas hacen sol tan de repente
    en las asïduas comarcas de sus frentes…
    Y a su mirada, es ancho el vendaval
    que en ascuas unge sin elogio bienamado
    a su cristal sin el sesgo abovedado
    por el sosiego que hace luz en el cristal…

    Tan diluido es el prisma de sus copos
    que en el acierto de su nombre, sólo adorna
    la multitud en el brío que se exorna
    a sólo cirio su blindada luz, sus chopos…
    Hacen murmullo de lo quedo y es amado
    el sólo helecho de fortunas sin igual
    que entre el sofreno de las náyades de sal
    hacen la silva de tu diurno nacarado…

    Y en el fraguar la luz, la noche cela
    el cautiverio de la luz en la cautela
    que sobre la eminencia del pasado
    hace tañer la fortuna, enamorado…
    Y entre su noche atisba y no clausura
    el eco de su verde figura
    que sólo hiciera de su espuma el sortilegio
    entre sus labios la fortuna de mi arpegio.

    Y entre celadas, augustas pero invictas
    de su recelo hace alarde la vendimia
    que el oro encïerra pausado y no se aliña
    a su verdor ocasionándole estrictas
    horas de plenilunio y de vergeles
    sobre los daños de la luz y los laureles
    que sobre el ala de su voz no se concierta
    la Primavera de su hoz, mente cubierta…

    Al arribado ruiseñor, su propio canto
    sendero tibio entre sus hojas sabe tanto.

    Tan sólo diera su bálsamo atenuante,
    que sólo es luz, ó Sol en el dïamante...

      Fecha y hora actual: Miér Dic 07, 2016 11:01 pm