Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Ayer a las 8:55 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    En las esquirlas de la medianoche

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    En las esquirlas de la medianoche

    Mensaje por Oscar64 el Sáb Nov 30, 2013 11:04 am

    En las esquirlas de la medianoche

    A medianoche en mi ciudad
    los enamorados aún contemplan los crepúsculos de ayer,
    los policías como nunca están atentos o bien tristes,
    al acecho de sus posibles victimarios:
    borrachos o transgéneros o poetas de oficina,
    o simples amantes con un muerto entre los brazos.
    Otros perros en tanto aúllan o mueren simplemente del frío,
    mientras las dueñas de casa sacan a la calle
    la basura que ya no les sirve de alimento.
    Por las grandes avenidas hombres y mujeres parten
    cantando hacia las fábricas del día
    y los niños dormidos se llenan desde entonces
    de música futura y de paz, sueños adentro.
    Tú duermes y no sabes lo que pasa,
    lo que te pasa no sabes, yo no duermo,
    tampoco he comprendido todo a tiempo,
    pero en esta, mi ciudad, supe encontrar las pocas luces,
    un beso sin amor, un amor que se me escapa
    y un siempre, siempre errar con las camisas bien lavadas.
    Las puertas del dolor no se parecen a los templos,
    ni a las vitrinas de las tiendas en que los rostros sólo atisban,
    ni menos al aullido del metro en plena noche,
    cuando la verdad estalla aquí con la violencia de un suicida.
    Tú duermes, por fin vagas por tus sueños,
    allí donde las calles sí te llevan hasta el cielo,
    yo duermo, sé también que el buen descanso
    prepara para el sol y su corona con espinas.
    Enfrento esta ciudad como la cintura de la amante,
    bebiendo de su luz, acompasándome en la fiesta,
    y todo por lograr llegar al centro de esta plaza
    en que la medianoche me hallará junto a la estatua de tu olvido.
    A medianoche pues me voy al laberinto sin esquinas
    de un tiempo que no hará lo que no hagamos por salvarnos,
    enhiesto y cabizbajo, silbando y sin monedas,
    me voy hasta la aurora en cuya cama he de perderme
    con lo poco que me queda de inocencia y de ternura,
    tú ya no volverás, pero en tus propios pasos solitarios
    verás que en mi ciudad sólo hay tú y yo para olvidarnos,
    sólo hay tú y yo para que digas que todo era al fin incierto,
    menos el ciego adiós que cada noche vuelve y vuelve
    como la vieja luna a interrogarnos, ciudad adentro de las almas.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    30 11 13

      Fecha y hora actual: Lun Mar 27, 2017 12:41 am