Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Dom Mar 26, 2017 8:55 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Temas similares

    Los posteadores más activos de la semana

    ¿Quién está en línea?

    En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

    Ninguno


    [ Ver toda la lista ]


    La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

    Flujo RSS


    Yahoo! 
    MSN 
    AOL 
    Netvibes 
    Bloglines 

    Navegación

    Galería



      El surtidor

      Comparte
      avatar
      Oscar64
      Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
      Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

      Masculino Mensajes : 8252
      Fecha de inscripción : 22/05/2010
      Localización : Santiago de Chile

      El surtidor

      Mensaje por Oscar64 el Dom Oct 06, 2013 11:40 pm

      El surtidor

      A un extremo del aire los montes se disuelven,
      las calles se evaporan en un tiempo sin adioses,
      al otro lado un tren en los pulmones pasa
      y quema los alveolos, llevándose las rutas.
      Te vas y no te vas, porque tus cruces quedan,
      tus lanzas, tus sudarios, el vinagre de la espera,
      más bien me marcho yo, perdiéndome a mí mismo,
      no queda nadie más, por eso en vano es que no vuelvas.
      Más bien el rumbo es dar lo que no fue a quien te espera,
      hacer de esta ciudad un nuevo edén sin restricciones,
      besar y amar tu piel y tu manzana, árbol por árbol,
      morder sin expulsión el fruto de los sueños.
      Podrías no volver, pero eso es vano,
      es ver en tu balcón un nunca más de golondrinas,
      mirar desierto el mar de tantas calles verdes
      y esquinas que nos ven ayer, libres y eternos.
      Oasis del amor es el regreso al mutuo abrazo,
      espejismo la ciudad, en cuya plaza, amor, te espero,
      no queda nada más, niños y estatuas se marcharon,
      yo soy el surtidor, ¿quieres beber? Aún es tiempo.

      http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

      06 10 13

        Fecha y hora actual: Mar Mar 28, 2017 11:51 am