Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Rosa de crepúsculo en sombras
Hoy a las 6:47 am por caminandobajolalluvia

» Quiero verte hoy de tarde
Vie Ago 18, 2017 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Vie Ago 18, 2017 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

» INVIERNO EN EL CAMPO
Jue Ago 17, 2017 8:03 pm por caminandobajolalluvia

» Tarde enajenada
Jue Ago 17, 2017 7:55 pm por caminandobajolalluvia

» Tardes de primavera
Jue Ago 17, 2017 7:14 pm por Esperanzapaz

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La historia

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La historia

    Mensaje por Oscar64 el Miér Jul 24, 2013 5:31 pm

    La historia

    La historia nuestra fue, mas la perdimos
    como el paisaje aquel en plena niebla,
    como aquellos cabellos en la almohada,
    como el gran hilo de oro de los tiempos.
    Será que nadie dijo tomen armas
    y cuiden de este fuerte amenazado,
    será que no supimos que era el tiempo
    de calzarnos la espera y las espadas.
    La cosa es que pasaron tantas cosas,
    soldados arbitrarios nos poblaron,
    pusieron cerco a sueños y mañanas,
    ataron al mejor a un calabozo
    y la esperanza huyó, casi mordida por los cuervos,
    y el hombre amaneció ya resignado a que lo exploten.
    Bajar la guardia fue un error siniestro,
    como si el alacrán dejara en casa su veneno
    o el gran pantano hiciera gala de piedad con sus cautivos.
    No soy de batallar como quien corta cabezas,
    no creo que el combate se resuelva con vencidos,
    mas sí que hay que avanzar con la verdad como un  escudo,
    mas sí que hay que pelear por una plaza liberada,
    vencer con intelecto al que no lo usa más que de olla,
    ganar día tras día la dignidad inmarcesible.
    La historia nuestra fue, pero regresa,
    no tuvo más lugar en que ampararse,
    leyó las iniciales de su pueblo en el pañuelo,
    sacó valor de tanto andar arrodillada,
    no viene contra ti, no viene a favor mío,
    viene por todos, pues cabemos en su altura,
    ninguno perderá si la tomamos en los brazos,
    la historia cantará condecorada por los justos.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    24 07 13

      Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 11:42 pm