Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Mi corazón, espectro de una nube
Vie Abr 21, 2017 7:53 am por caminandobajolalluvia

» Dosel de espumas
Vie Abr 21, 2017 5:37 am por caminandobajolalluvia

» VISIONES IMPREVISTAS
Mar Abr 18, 2017 8:23 am por caminandobajolalluvia

» Sombra, nieve, claro…
Sáb Abr 15, 2017 1:58 pm por caminandobajolalluvia

» YA NADA ES IGUAL
Jue Abr 13, 2017 10:02 am por caminandobajolalluvia

» NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Jue Abr 13, 2017 9:57 am por caminandobajolalluvia

» ¿cómo nacer en tus ojos?
Jue Abr 13, 2017 9:51 am por caminandobajolalluvia

» Mundo de gracia
Jue Abr 13, 2017 8:38 am por caminandobajolalluvia

» Noche de claras doncellas
Dom Abr 09, 2017 8:50 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Quita penas

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Quita penas

    Mensaje por Oscar64 el Miér Jul 17, 2013 1:45 pm

    Quita penas

    Mueran ya penas mortales,
    las eternas nunca mueran,
    son esas por las que esperan
    remedio todos los males.
    Que mueran por materiales
    las penas que errar te hicieran,
    las de amor, las que pudieran
    acortar tu laberinto,
    pero no encender al cinto
    las llamas que las vencieran.

    Así pues las del olvido,
    las de logros que no vuelven,
    las que el sueldo nos disuelven,
    en mil cuentas dividido.
    Ésas déjalas sin ruido,
    que en la plaza se devuelven,
    que en verdad nada revuelven
    que no pueda hallar su rumbo,
    si en algunas diste tumbo
    sus pesares no te envuelven.

    Hay en cambio penas ciertas
    con cuchillas, sal y saña,
    y en ellas sí que se daña,
    ya dormidas, ya despiertas.
    Una es cuando das por muertas
    las razones de tu entraña,
    los sentidos de tu hazaña,
    tu lugar en este mundo,
    esa cala en lo profundo
    y en sí misma es una extraña.

    Otra es cuando nada puedes
    contra el odio y la injusticia
    y te parece estulticia
    que te marches o te quedes.
    Del destino son las redes
    que no tuerce una caricia,
    ni un combate ni una albricia
    del corazón que regresa,
    y en que la muerte es sorpresa,
    pero nunca una delicia.

    Tales son las grandes penas,
    o más bien las que, pequeños,
    nos retratan con sus ceños
    de adustez y de cadenas.
    Infinitas sus arenas
    y nosotros simples sueños,
    de sus brasas nunca dueños,
    mas quemados por sus furias,
    tales son de las penurias
    los anales de sus leños.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    17 07 13

      Fecha y hora actual: Dom Abr 23, 2017 1:48 pm