Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Cuánta miseria hay en las luces.

    Comparte

    teboel

    Masculino Mensajes : 27
    Fecha de inscripción : 27/02/2010
    Localización : Madrid-España
    Humor : Muy buen humor

    Cuánta miseria hay en las luces.

    Mensaje por teboel el Jue Jul 04, 2013 6:27 am

    Ajena estaba la ciudad

    a los desolados prejuicios.



    Lejos de nosotros

    cuánta miseria en las luces

    que dejamos atrás.



    Tanto miedo a cuestas,

    viejas leyes nos rondan

    y hay quienes murmuran

    y luego regresan,

    la escalera sigue intacta

    y nos aguarda sin rencores,

    acosados después por el desorden público

    de transeúntes rabiosos,

    fuegos multicolores de autos atrasados

    a la presunta jornada

    de inolvidables amaneceres,

    el claxon que interrumpe la marcha del perro

    que se cuida del muro mientras orina.



    Una muchacha enamorada

    se pierde calle abajo

    con su cesta.



    Pero un edificio se derrumba

    en las agujas que dan al puerto.



    Otra muchacha viene,

    se acerca y muestra

    sus senos

    hasta la madrugada.



    Un niño en la calle me mira

    mientras descuida su pelota.



    Laten ruidos intranquilos,

    murmullos que me nacen del alma

    y después escribo tu nombre.



    Se abre una puerta

    y mis manos sangran

    sobre este papel sediento

    que truena en el aguacero.



    Aunque bajo el amor

    duerma profunda la sed

    de viejas prostitutas

    que se anunciaron en los diarios

    del país vecino.



    Amores baratos

    que dejan huellas en el camino

    mal andado de la vida,

    botellas a medias

    en tu cintura,

    mesas y desorden

    sobre tus nalgas

    y borrachos de ocho centavos

    por noche

    detrás de cada puerta.



    Guitarras gastadas

    en la siempre misma canturía.

    Sé que le queda poco a mis pies

    frente a este tribunal público

    y hay cuchillos que me buscan.



    Presiento violencia

    sobre estos carros de basura,

    mis ojos despiertos

    tocan puertas trasnochados

    y no encuentro refugio.



    Está llegando otro amanecer

    y crujen bisagras

    que dan al cadalso,

    cuervos que se tutean

    mis pedazos

    en barajas que no enseñan la ciudad,

    me queda despertar

    y las torres se alzan

    buscando el cielo.



    última tabla de salvación

    pero las brujas me dejan hereje

    en este festín.



    Ya tiré el último cigarro

    y me busca la gitana

    que mueve las cartas

    y habla de caminos y ríos

    después que la ciudad ha muerto.



    Y yo grito:

    despierta noche

    que el amor y la danza

    tienen un código y su castigo.



    El azar y los rumbos trazados

    en baratos itinerarios

    tienen tu seña,el silencio.

    En las rodillas de este hombre

    hay como un temblor de rocas.

    La selva no pudo tragarse

    la sombra en los rumbos de mi rostro.



    Para que en los estampidos del invierno

    pueda vivir el amor,

    golpearé fuerte sus estufas

    y los vigías del cielo

    harán que las estrellas

    vuelvan a encenderse.





      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 4:52 am