Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Ayer a las 8:55 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Abandonado

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Abandonado

    Mensaje por Oscar64 el Dom Abr 28, 2013 9:31 am

    Abandonado

    Marcando el paso, compañeros,
    vivo y resoplo por costumbre,
    por debajo de la piel un volcán arde
    y empieza a palpitar la herida que cabalgo.
    La noche es un cuartel de sin sabores,
    de orejas por rascar, de miedo a pausas,
    y duermo sin saber a quién quejarme,
    ni si yo mismo soy el que aquí grita.
    Parásito yo soy, miro la estrella,
    como el gusano al ruiseñor o la ceniza
    al fuego del hogar que a dos reúne.
    Tenía, cómo hablarlo sin que duela,
    el cielo ante mis pies, la flor del tiempo,
    eterna, matinal y enamorada
    de un trozo de mi ser en que cabía
    toda mi alma en un fruto que mordimos juntos.
    Sin saber a quién decirle, se ha perdido,
    ya no la encuentro más ni en mis violines,
    ni el trayecto de mis dudas al ocaso,
    ni el color con que mis lágrimas resbalan.
    Prefiero ser feliz a hacerme erizo,
    pero prefiero más honesto ser a usar disfraces,
    por eso marcho maquinal, perdiendo el tiempo,
    me busco donde ayer no estaba solo,
    me busco donde tú me abandonaste
    y, pues no estás, no hay nadie, ni yo mismo,
    entonces me sucede que me ausento,
    entonces sólo sé que no hay camino.
    Aún así me marcho, compañeros, quizá vuelva,
    si ven o encuentran a ese amor, es que ya he vuelto.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    28 04 13

      Fecha y hora actual: Lun Mar 27, 2017 4:29 pm