Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Oye, amigo

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Oye, amigo

    Mensaje por Oscar64 el Vie Abr 19, 2013 12:32 pm

    Oye, amigo

    Oye, amigo, ya has tenido suficiente,
    dejemos de creer que el mundo es justo,
    dejemos de esperar que amor exista,
    en cada tempestad queda probado que no hay nada.
    Vayámonos mejor donde nos odien,
    donde ninguno reconozca lo que fuimos,
    ni quiera ya saber adónde vamos,
    ni qué son esas sandalias en la bolsa.
    Yo no lo sé ni lo pregunto, yo ya no creo
    ni en esta torpe soledad en que te invoco
    o en que te pierdo al socorrerte de un portazo.
    Amigo, no hay ciudad para los pobres,
    para los sueños no hay ciudad, para los sobrios
    que se maldicen a sí mismos por ser sobrios,
    pero no tienen el valor de entrar borrachos,
    meándose en la iglesia o el palacio,
    bufando en la oficina del gran jefe,
    ladrándole a la luna por los parques,
    o hundiendo un simple beso en la que amando
    dejan ir día tras día sin besarla.
    Amigo, oye amigo, ¿tienes nombre,
    naciste o ya moriste, eres poeta
    o el alguacil que en el oeste les dio un tiro
    a todas las ideas que salieron del libreto?
    ¿Eres acaso el español que de su barca
    corrió ambicioso hasta el tesoro del azteca?
    Quizá tú fuiste el que dejó huella en la luna
    o en esa nena cuyo hijito fue violado,
    acaso eres señor de esas haciendas con manzanas,
    mientras los peones adelgazan pues no comen?
    O acaso el orador de noches turbias
    en bares o en los templos del perdido,
    en la esquina quizá de una mañana de domingo,
    sin nadie que te escuche, ni siquiera
    el sordo Dios que tanto invocas y que llora
    por no saber cómo volver del laberinto.
    Amigo, ayer pasé por tus espejos
    y sólo vi mi lagrimón multiplicado,
    mi pan hecho cenizas, mi guitarra
    estrellada contra el muro del silencio.
    Acaso tú soy yo y estoy borracho,
    buscándome en mi propia porquería,
    sacándome los ojos o las vendas
    para al final no ver más que un oscuro tiempo,
    un labio que al sangrar dejó una huella,
    un rostro que al gemir llamó a los buitres
    y luego se durmió en plena alameda.
    Amigo, oye, amigo, ¿ya nos vamos?
    Comienza a amanecer y tengo miedo.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    19 04 13

      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 5:10 pm