Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Con voz marina
Hoy a las 3:59 am por caminandobajolalluvia

» Noche oscura (2)
Jue Sep 21, 2017 6:14 pm por caminandobajolalluvia

» Llanto enmudecido
Jue Sep 21, 2017 6:11 pm por caminandobajolalluvia

» Rosa de sombras
Lun Sep 18, 2017 5:21 am por caminandobajolalluvia

» Blanca paloma ó cisne…
Jue Sep 14, 2017 7:43 am por caminandobajolalluvia

» Las flores alegran la vida
Miér Sep 13, 2017 4:19 pm por caminandobajolalluvia

» CRÓNICA MARGINAL (1) (2)
Miér Sep 13, 2017 2:06 pm por Miguel Visurraga Sosa

» HASTA SIEMPRE
Mar Sep 12, 2017 4:18 pm por Miguel Visurraga Sosa

» LOS RECUERDOS CAMINARÁN
Mar Sep 12, 2017 4:16 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Palabras claves

Galería



    CUANDO LOS HIJOS CRECEN

    Comparte
    avatar
    ingrid zetterberg
    ¡Poeta Bienvenido!
    ¡Poeta Bienvenido!

    Femenino Mensajes : 334
    Fecha de inscripción : 04/09/2011

    CUANDO LOS HIJOS CRECEN

    Mensaje por ingrid zetterberg el Mar Mar 12, 2013 1:13 am





    Cuando los hijos crecen



    ¿Dónde se fue el tiempo
    de las muñecas
    y los carritos?
    Las noches abrigadas
    con los hijos en casa,
    ¿dónde están?

    Todos reunidos
    en la sala o la cocina,
    en aquellos apagones
    donde el papá
    contaba historias inventadas
    de olvidados bosques.

    De repente
    una risa desdentada
    iluminaba la estancia,
    otras veces un llanto infantil
    en la madrugada.
    Y mis besos consolaban siempre.

    ¿Dónde están esas manitos
    que se asían de mi falda?
    ¿Y las quejas entre hermanos?
    Se esfumaron
    en la bruma de los años.

    Y los hijos crecieron,
    y mis niños ya no están.
    Me dejaron un vacío
    por dentro.

    Ya no puedo cobijarlos
    como entonces,
    y no me pertenecen más
    las horas de sus noches.

    Soy yo
    la que se tornó niña
    y mis ojos
    ya dependen de los suyos.

    Tambaleantes y frágiles
    van mis anhelos
    y mi corazón
    tras de ellos,
    buscando sus manos
    y protección.



    Ingrid Zetterberg

    Todos los derechos reservados
    S.C. Cta. # 1107040430657

      Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2017 3:38 pm