Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Mientras espero la noche (Mañana será)
Ayer a las 7:09 pm por Miguel Visurraga Sosa

» ESA LUMINOSIDAD
Ayer a las 6:16 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Son tus labios
Ayer a las 6:14 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Al fin he alzado el vuelo
Sáb Jun 16, 2018 8:50 pm por caminandobajolalluvia

» Llévame…
Sáb Jun 16, 2018 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Tiempo de amor que agoniza
Sáb Jun 16, 2018 8:16 pm por caminandobajolalluvia

» Hilo sangre-luz
Sáb Jun 16, 2018 8:10 pm por caminandobajolalluvia

» PRIMAVERA: Dos poemas cortos
Jue Jun 14, 2018 5:45 pm por Miguel Visurraga Sosa

» En el momento en que el verano callaba
Miér Jun 13, 2018 6:01 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Entre nosotros

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Entre nosotros

    Mensaje por Oscar64 el Lun Mar 04, 2013 4:28 pm

    Entre nosotros

    La vida no tuvo color hasta encontrarte,
    roncaba el mar, la noche se rascaba
    su barba fluorescente, hirsuta y ruda,
    la tierra caminaba hacia la muerte,
    el sol sólo era digno en los ocasos.
    Entonces te miré en la muchedumbre,
    paseabas por allí con tu sonrisa,
    y todo se esfumó, hasta la nostalgia
    de un cielo que no está en vitrina alguna,
    de un sueño que eligió volverse carne y hueso.
    No sé si tú me viste, no importaba,
    la mano levanté como bandera,
    se alzaron asustadas las palomas de la plaza,
    un guardia me apaleó al creer que lo apuntaba,
    pasaste tú, no detuviste ni tu paso
    ni tu mirada ya entregada a no sé cuánta lejanía.
    Creí morir viendo perderse tu prestancia,
    juré no amar nunca jamás a quien me daña,
    y entonces te volviste, sonreías, me tomaste
    la otra mano y desde entonces voy contigo.
    La vida se llenó de un arcoíris que yo beso,
    mucho nos queda por amar, pero te digo
    yo tengo eternidades que pintar entre nosotros.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    01 03 13

      Fecha y hora actual: Mar Jun 19, 2018 2:40 am