Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Precaria rosa…
Ayer a las 2:04 pm por caminandobajolalluvia

» El ultimo dia
Mar Ago 22, 2017 12:07 pm por caminandobajolalluvia

» Caricias de Enamorada
Mar Ago 22, 2017 11:24 am por caminandobajolalluvia

» Rosa de crepúsculo en sombras
Lun Ago 21, 2017 6:47 am por caminandobajolalluvia

» Quiero verte hoy de tarde
Vie Ago 18, 2017 4:49 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Sonetos, tres.
Vie Ago 18, 2017 12:16 am por caminandobajolalluvia

» HORIZONTES DESATADOS. IV
Jue Ago 17, 2017 8:22 pm por caminandobajolalluvia

» …De tu mano
Jue Ago 17, 2017 8:17 pm por caminandobajolalluvia

» EL DUENDE CON ALAS QUE NO PODÍA VOLAR.
Jue Ago 17, 2017 8:14 pm por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La noche de Mariela

    Comparte
    avatar
    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 8003
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Abrazos La noche de Mariela

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Sáb Feb 16, 2013 7:03 pm

    La noche de Mariela

    Acto I

    Escena 1:

    (Daniel llega a la casa, sudado, apresurado, buscando una cosa entre unas cajas que se encuentran delante de un armario. Mariela lo busca en la habitación para saludarlo).

    Mariela: -¡Hola Amor! ¿Qué calor, verdad?

    Daniel: -Ni me hablés. Estoy buscando una factura que me pide un compañero del trabajo. ¿Ponés para unos matecitos?

    Mariela: -Sí. ¿Cómo te fue en el depósito?

    Daniel: -Todo bien. ¡Qué alegría de verte! No veía la hora de llegar a casa para estar con la más dulce tersura que nieva desde que no nieva, con el rocío que se condensa al alba, y me besa en la ventana, cuando yo me voy a la mañana.

    Mariela: -¡Voy por los mates! ¿Con la dulzura de la tarde, no?

    (Vuelan dos palomas y se posan sobre el alféizar de su ventana).

    (Mariela da unos pasos hacia la cocina).

    Mariela: -¡Ah,! ¿Sabés? Hoy la vecina me dijo que ya se le solucionó el tema del agua. ¿Unas tostaditas?

    Daniel: -¡Dale! y si las preparás vos, van a estar más ricas…
    Voy a dejar por ahora, y me siento con vos a matear…

    (Daniel toma de la mano a Mariela, por detrás, y cuando ella se da vuelta, la besa en su boca. Mariela da un respingo de alegría, y sin querer empuja un poquito el tostador con su cintura. Ahora el sol estaba anaranjado en su ventana espiando el romance. Mariela volvió a besar en los labios a Daniel)…

    Mariela: -¡Qué chico romántico!

    Daniel: -A ver… se te queman las tostadas…

    Mariela: -La más quemadita para vos.

    (Daniel vuelve a besar a Mariela)







      Fecha y hora actual: Jue Ago 24, 2017 1:01 am