Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Me iré...
Vie Ene 20, 2017 4:39 am por caminandobajolalluvia

» Cual el delito...
Mar Ene 17, 2017 5:55 am por caminandobajolalluvia

» Seré como...?
Dom Ene 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Feliz Cumpleaños, Andrea!!!!
Vie Ene 13, 2017 3:20 am por caminandobajolalluvia

» Son rojos los labios
Mar Ene 10, 2017 4:47 am por caminandobajolalluvia

» Cual fauces locas
Sáb Ene 07, 2017 5:02 am por caminandobajolalluvia

» SEQUÍA
Vie Dic 30, 2016 6:18 pm por caminandobajolalluvia

» La flecha del tiempo
Jue Dic 29, 2016 12:17 pm por caminandobajolalluvia

» Versos a Lucila…
Mar Dic 27, 2016 4:31 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Un peregrino se confiesa

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Un peregrino se confiesa

    Mensaje por Oscar64 el Miér Ene 30, 2013 1:03 pm

    Un peregrino se confiesa

    Soy el hombre eternamente solitario,
    el que forjó ciudades y amoldó los muros
    de cada habitación en el palacio y en la choza,
    el que apacentó las huestes de su especie en pleno campo,
    en plena tempestad, en el alud de los volcanes.
    El que preñó mujeres solamente con besarlas,
    el que educó a sus hijos con la paz del libro abierto
    y en la oración de gratitud de cada día de trabajo.
    Y amé, sinceramente amé hasta en el olvido,
    en pleno desgarrón entre certezas y utopía,
    en la intención de ser correspondido por la estrella,
    por el rostro, por la luz que entre dos vi que brotaba
    y que vigilo aún, nunca vacío en esperanzas.
    Hermano tuyo soy y hasta enemigo
    de esa maldad que vi hasta en mis entrañas,
    que pude contener y a veces sólo
    dejé fluir en la explosión de mi sarcasmo,
    de mi mala voluntad, de mis errores,
    de mi impiedad, al fin, que no todo ha sido miel y canto.
    Hermano pues del mal en las mañanas de tiniebla,
    también del sol que vuelve pese a todos mis cansancios,
    a cada y mil derrotas que decoran mi osamenta,
    a cada paso errado en la estrategia de ser digno.
    El hombre simple soy, viví en la corte,
    pero las herraduras de la tierra me galopan,
    me llaman, me acreditan como uno más de los que sueñan,
    aman, marchan, tergiversan su organismo
    sólo por alcanzar aquella luna tan distante,
    aquel abrazo del perdón, aquella cama de la cita.
    Y sin pensarlo me alisté en las contiendas coloradas
    de hallazgos y conquistas, de guerras y de sembradíos,
    mi flor tal cual alcé en las explosiones del soldado,
    en la heredad del buen caudillo, en el jardín del fiel poeta.
    Y anduve en las chatarras posteriores al combate,
    con viudas, con botines, con escapes a lo insigne,
    vi la verdad de tanta muerte innecesaria,
    vi la crueldad de tanta vida combatida
    y supe que por fin es para todos la alegría,
    por eso desarmé mi propio ardor a manos llenas
    y fui de nombre en nombre abrazándome a la risa,
    a la bondad, a las labores bajo el cielo,
    al porvenir del alma cuando por fin nos encontremos,
    sea en la mesa o en la arena de una playa bien amada,
    sea en el pan o en el rocío de la muerte que libera,
    por fin no solitario pues mi camino será tuyo,
    por fin no solo pues podré decirle al ángel
    que junto a ustedes yo viví y eternamente me habitaron.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    23 01 13

      Fecha y hora actual: Dom Ene 22, 2017 1:00 am