Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Hoy a las 6:17 pm por caminandobajolalluvia

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    La escalada

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    La escalada

    Mensaje por Oscar64 el Jue Ene 24, 2013 9:15 am

    La escalada

    En esos cerros no hay balcones,
    no hay sillas con tapiz, no hay escafandras,
    no hay navegantes en las tazas del café.
    Hay que marchar y caminar por sus cinturas,
    hay que escalar sus abedules y sus rocas
    y echar abajo las malezas de entre sueños
    y no olvidar que tras la cumbre hay otra cumbre.
    En esos cerros no hay ciudad que sobreviva,
    pero el amor de corazón gentil siempre florece
    y en la humedad se encuentran grillos verdes
    de rocío y agua o de esperanza simplemente
    y tréboles que cantan como los rayos de la luna
    y algunas piedras que los hombres llaman piedras,
    pero que llaman hermano al musgo que las cubre
    y al hombre que las deja tras lanzarlas contra un nido.
    En esos cerros la verdad es la promesa
    de ser felices aun cuando todo se termine,
    la libertad, la democracia, el magisterio
    y los millones de tristezas que nos cubren
    como si fuera voluntad del cielo vernos tristes.
    Al caminar por esos cerros bien amados,
    los de mi infancia, los de un cuerpo
    que besé noche tras noche, los que imagino
    en la heredad de un tiempo bueno y para todos,
    me reconozco hecho de sed, de un natural pensante,
    te reconozco ebrio de amor en las esquinas de este mundo
    y hacia ti marcho en esos cerros que no existen
    si no es conmigo que los cruzas hasta vernos.
    En esos cerros nada existe salvo el alma,
    cuando la encuentres y la encuentre al fin podremos
    sin más apuro presentir el horizonte que buscamos.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    18 01 13

      Fecha y hora actual: Mar Mar 28, 2017 7:20 pm