Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» El Casino Obrero Navidad 2016
Ayer a las 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Ayer a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Ni ayer, Ni mañana

    Comparte

    luz y tiniebla

    Masculino Mensajes : 22
    Fecha de inscripción : 30/10/2012

    Ni ayer, Ni mañana

    Mensaje por luz y tiniebla el Mar Nov 20, 2012 5:58 am

    Desde que el tiempo es tiempo para mi existencia, desde que la mínima madurez de mi intelecto ha hecho de mi curiosidad una herramienta, desde aquella ingenuidad infantil, compañera de viaje a lo largo de tantas rutas recorridas, desde siempre... Escarbo entre escombros polvorientos,  imágenes muertas, en medio de juguetes rotos, en platos de sopa fría, rondas de niños descalzos, calles carentes de asfalto, bolsillos vacíos, detrás de un balón de trapo, en polvo de tiza, sangre de pizarra herida, bajo el parche en la rodilla del pantalón gris, en mi habitación, que de mis padres y hermana era, en cartas navideñas al señor de barba blanca, en la caricia de mi abuelo, en el beso de mi abuela, en la mejilla de mi madre rociada por una lágrima en fuga, en la frente sudorosa y en la mano extendida de papá, en el paso gigantesco y pausado de mi tío Daniel, en mis heridas, en el dulzor de aquel zumo congelado de fresas, sagrado cubito de frutilla, en el aroma intenso de pabellones de hospital, de la cazuela, de la madrugada siguiente a la protesta popular en mi barrio, sedienta de justicia, de los pinos empapados de lluvia nocturna, del mar en pleno ocaso, entre el cantar de jilgueros y colibríes, en el ladrido del perro de casa, en las idas y venidas de la pelota vieja y desgarrada pateada junto Juanito, en las subidas y bajadas de las 5 piedrecillas de la payaya, en el recorrido de nuestro “auto” de madera, con ruedas de patinene, carreras desde el fondo del patio al portón, en el aire que recorría mi armónica, y el órgano en casa de mi mamita Rosa y esa habitación que llena de limones secos, amuletos e incienso, me acurrucaba e invitaba a la música. Y en tantos otros sitio y momentos.
    Cuando cansado de buscar y no hallar me encontré, de excursión me fui buscando aquellas respuestas en un lugar más lejano aún, en el que seré, en el que haré. Cuando sea médico, luego... cuando sea actor, cuando en matrimonio me halle unido, cuando tenga hijos, cuando construya mi casa, cuando tengamos aquella casita en la playa, en mi primer coche, en tantos y tantos proyectos ambiciosos, cuando la lotería ponga una estrella en mi fortuna, cuando jubile, cuando...., cuando...
    Cuando muera quizás... Seguramente aquel tampoco será el momento.

    Vivimos buscando sin encontrar, lo más probable es que no sea el rincón apropiado ni el ayer, ni el mañana, es que nunca buscamos hoy... sí, hoy... Hoy es el segundo oportuno, hoy es la realidad, pues el pasado no existe y del futuro que creamos es una imagen virtual, irreal. Absorber la mirada de tu hijo, disfrutar del tacto de los labios de tu compañera en la vida, los segundos en el regazo de mamá y papá, en el aroma del pelo de la abuela, el reflejo del sol en el follaje de los árboles frente a ti, el perfume de tu entorno, en las sombras, en la música, en la voz, pero hoy y sólo hoy, pues siempre es hoy, nunca es ayer, nunca es mañana.

    Hay que morir viviendo y no vivir pensando en la muerte, vivir hoy y sólo hoy, ni ayer, ni mañana, pues así posiblemente en el hoy de mañana seguiremos siendo plenos.

    Evangelina Valdez

    Femenino Mensajes : 306
    Fecha de inscripción : 18/11/2012

    Re: Ni ayer, Ni mañana

    Mensaje por Evangelina Valdez el Mar Nov 20, 2012 4:21 pm

    No encerrarnos en el ayer ni afanarnos en lo qué traerá el mañana, vivamos el hoy a plenitud como si fuese el último día por vivir.

    Muchas veces, pasamos la vida detenida en los recuerdos, quizás con añoranzas o talvez con reproches y no nos damos la oportunidad de un nuevo día en nuestras vidas.

    Saludos

    deliapc
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 4390
    Fecha de inscripción : 12/01/2010
    Localización : Mendoza, Argentina

    Re: Ni ayer, Ni mañana

    Mensaje por deliapc el Jue Dic 06, 2012 8:14 pm

    Exacto, Evangelina, el único tiempo real es el presente. El ayer ya murió, el mañana todavía no existe. Disfrutemos este presente que es el único tiempo que nos pertenece.

    Bonito escrito, luz y tiniebla.

    Sigue compartiendo tus obras!!!

    Gracias


    _________________
    Delia

    "Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo pequeñas cosas, puede cambiar el mundo"
    Proverbio africano



    Contenido patrocinado

    Re: Ni ayer, Ni mañana

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 5:18 am


      Fecha y hora actual: Dom Dic 04, 2016 5:18 am