Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Cual el delito...
Ayer a las 5:55 am por caminandobajolalluvia

» Seré como...?
Dom Ene 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Feliz Cumpleaños, Andrea!!!!
Vie Ene 13, 2017 3:20 am por caminandobajolalluvia

» Son rojos los labios
Mar Ene 10, 2017 4:47 am por caminandobajolalluvia

» Cual fauces locas
Sáb Ene 07, 2017 5:02 am por caminandobajolalluvia

» SEQUÍA
Vie Dic 30, 2016 6:18 pm por caminandobajolalluvia

» La flecha del tiempo
Jue Dic 29, 2016 12:17 pm por caminandobajolalluvia

» Versos a Lucila…
Mar Dic 27, 2016 4:31 am por caminandobajolalluvia

» QUE LA VIDA NO TE ABURRA
Vie Dic 23, 2016 7:41 pm por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 9 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 9 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Abandonados

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Abandonados

    Mensaje por Oscar64 el Vie Nov 02, 2012 10:10 am

    Abandonados

    Pájaros de soledades, retretes de la multitud,
    las olas que se van por las arterias del amor no saben,
    no regresan, no tienen porvenir ni juicio.
    Por eso lo que fijo son mis ojos en tu piel,
    mi sola invocación en tus párpados de piedra,
    mi arena en el fragor de las corrientes de tus brisas,
    acampo en el cabello de tu edad más dividida,
    aquella de la luz que asesinó toda esperanza,
    aquella del rubor que a oscuras decoró tu entrega,
    tu cuerpo cual manchón sobre mi cuerpo cual luciérnaga.
    Y entre ambos el dolor de una pasión desesperada,
    de un solo colofón en las guitarras del deseo
    y un triste amanecer con dos caminos que se apartan.
    En el pescuezo del adiós un lagrimón dejó un zarpazo,
    un beso abrió una flor, una palabra se pobló de oceánicas estrellas.
    En ánforas del porvenir yo te conservo entre mis sueños,
    destapo y huelo el tiempo en que se cumplan tus promesas,
    en que del triste laberinto de dos ciudades en un pecho
    pasemos al alegre corazón de un sólo, sólo centro.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    27 10 12

      Fecha y hora actual: Miér Ene 18, 2017 5:12 pm