Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Verde, si llama
Hoy a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Hoy a las 4:43 am por ericmoreiraperez

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    El alegato del desencanto

    Comparte

    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    El alegato del desencanto

    Mensaje por Oscar64 el Jue Oct 25, 2012 5:21 am

    El alegato del desencanto

    Yo todavía no sé
    dónde están el bien y el mal,
    lo que he visto es un cristal
    que cambia según quien ve.
    Todavía en lo que hallé
    no distingo amor de lodo,
    ¿será que no hay nada en todo,
    que todo es un bien perdido,
    será que vivo dormido
    pues despierto y ya me jodo?

    Creí verdad la mentira,
    sólo fue frágil defensa,
    creí un ataque la ofensa,
    fue miedo de quien suspira.
    Creí la vida una pira
    de sueños y vanidades,
    sólo era humo y soledades
    de quien defiende la hoguera
    y lo hace como una fiera
    por miedo a sus libertades.

    Tomé por bella la espina
    que de rojo me decora
    y por ganada esa hora
    que a suplicar se destina.
    Luego vi que el que se inclina
    sólo es porque luego cae,
    nadie a su amparo lo trae,
    nadie le muestra la rosa
    y eso que ve pues solloza
    es sólo el tajo que rae.

    Por ende aprendí el silencio,
    el asombro y la sorpresa,
    aprendí a no ser quien besa
    cuando a querer me sentencio.
    Así en soledad me agencio
    un rincón de palideces,
    una risa algunas veces
    y un rictus de abandonado,
    y un gesto de enamorado
    que se me borra con creces.

    No por esto es todo oscuro,
    sé de la fuerza del alma,
    de la mirada que calma
    cuando atraviesa este muro.
    Perdonen si en este apuro
    les dejo un duro retrato,
    de ser feliz es el trato,
    pero no vía mentiras,
    tú lo sabes pues me miras,
    y sabes de mi alegato.

    http://fuerteyfeliz.bligoo.cl/

    21 10 12

      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 8:46 am