Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» SOLEARIYAS
Hoy a las 4:08 am por caminandobajolalluvia

» Ooh Doncella!
Sáb Jun 24, 2017 1:38 pm por caminandobajolalluvia

» Crepúsculos azules en tus labios
Sáb Jun 24, 2017 10:34 am por caminandobajolalluvia

» REFLEXIONES
Vie Jun 23, 2017 9:05 pm por caminandobajolalluvia

» TRANSFUSION
Vie Jun 23, 2017 8:39 pm por caminandobajolalluvia

» VERSOS EN SIELENCIO
Vie Jun 23, 2017 8:29 pm por caminandobajolalluvia

» Soneto Místico Realístico
Vie Jun 23, 2017 6:05 pm por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Vie Jun 23, 2017 2:07 pm por Esperanzapaz

» Duele
Vie Jun 23, 2017 1:54 pm por Esperanzapaz

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Llanto de la mujer sin hijo

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Llanto de la mujer sin hijo

    Mensaje por Oscar64 el Lun Jun 18, 2012 9:26 am

    Llanto de la mujer sin hijo

    El hijo que nunca tuve
    yo no sé dónde se fue
    y del que tuve no sé
    por qué se me volvió nube.
    Yo nunca pedí un querube
    ni un ángel ni un ruiseñor,
    yo pedí como el mejor
    un niño que un niño fuera,
    travieso y en bandolera,
    un hijo para el amor.

    Pero el cielo colorado
    de negro tiñó mi sueño,
    dejó mi arrullo sin dueño
    y mis campos sin sembrado.
    Todo pulcro y ordenado,
    la pelota en su rincón
    y exangüe mi corazón
    al quedarme sin su abrazo
    y a tantos vi sin regazo
    que yo perdí la razón.

    Perdonen mi cara sucia,
    mojada en el desencanto
    y las quejas de mi canto,
    privadas de más argucia.
    Me olviden sin más minucia
    les pido sin más decoro,
    a lo lejos se oye un lloro,
    vayan, que los llama un niño
    y cuéntenle del cariño
    de una que perdió el tesoro.

    Tú, niño que tienes nombre,
    tú, niño que tienes pan,
    piensa en tantos que no están
    y en el que a golpes es hombre.
    No digas que no me asombre
    del daño y del abandono,
    no digas que yo perdono
    al que humilla a un principito,
    pues yo miro al infinito
    por no ser quien lo corono.

    Todas las tierras le diera
    y el mar en un libro manso
    todos los astros que alcanzo
    y el sol de la primavera.
    Del horizonte la hoguera
    que nos dice nada acaba,
    si la vida es lucha brava
    la victoria es del más puro
    y el laurel, yo lo aseguro,
    por siempre en su sien brotaba.

    09 06 12

      Fecha y hora actual: Lun Jun 26, 2017 11:42 pm