Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» SOLEARIYAS
Ayer a las 4:08 am por caminandobajolalluvia

» Ooh Doncella!
Sáb Jun 24, 2017 1:38 pm por caminandobajolalluvia

» Crepúsculos azules en tus labios
Sáb Jun 24, 2017 10:34 am por caminandobajolalluvia

» REFLEXIONES
Vie Jun 23, 2017 9:05 pm por caminandobajolalluvia

» TRANSFUSION
Vie Jun 23, 2017 8:39 pm por caminandobajolalluvia

» VERSOS EN SIELENCIO
Vie Jun 23, 2017 8:29 pm por caminandobajolalluvia

» Soneto Místico Realístico
Vie Jun 23, 2017 6:05 pm por caminandobajolalluvia

» ¡Heroína de la vida y del rigor!
Vie Jun 23, 2017 2:07 pm por Esperanzapaz

» Duele
Vie Jun 23, 2017 1:54 pm por Esperanzapaz

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Delirio para picaflores

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Delirio para picaflores

    Mensaje por Oscar64 el Miér Jun 06, 2012 12:03 pm

    Delirio para picaflores

    No sirvo para nada, yo no sirvo
    para nada que no sea lamentarme,
    por eso me parezco a la hojarasca
    que cruje y gime al viento,
    vuelto su oro desventura.
    Amé y amé y amé, sinceramente,
    sin otra excusa que volver a amar,
    porque es, creí, la forma de hallar nido,
    de no vagar por la humedad de cada día,
    de no implorar a solas un rayo en pleno seso.
    Y fui una vez amado, más de una, muchas veces,
    y creí, de nuevo yo creí, que eso era todo:
    besar sin parpadear bajo la luna,
    decir un nombre y que antes de decirlo
    ya de vuelta estuviera entre mis brazos la respuesta.
    Y así palidecí, viví de amores,
    de noches sin final, de las ojeras
    del que despierto soñó con la que es suya,
    del que dormido la abrazó por no perderla.
    Era feliz, diré, era un gusano en plena seda,
    nadando en el verdor, flotando en las alturas,
    y dispuesto a volar en cuanto el sol alas me diera.
    Pero ocurrió después, ya terminada la merienda,
    ya listo a descansar, ya convencido de mi estrella,
    que el amor se disolvió, cayó en un pozo,
    lo aplastó un gran muro, ebrio andaba por las calles
    hasta que un camión lo hizo papilla en la autopista de los sueños.
    Poco quedó reconocible y salvo,
    un labio, un cinturón, unas diademas en el alma,
    una pequeña soledad, hilo de sangre de su ausencia,
    un hombre, que soy yo, ya indescifrable en su derrota,
    ya listo para errar en el lamento para siempre.
    ¿Qué sucedió, quién me dirá que rumbo sigo?
    Hasta aquí ninguno va más que en el mismo cataclismo,
    hasta aquí ninguno soy sino el mayor de los llorones.

    01 06 12

      Fecha y hora actual: Mar Jun 27, 2017 6:39 am