Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» A la luz de la palabra
Ayer a las 9:05 pm por nam nado

» La noche desplomada
Sáb Mar 25, 2017 12:56 pm por caminandobajolalluvia

» Labio peregrino
Vie Mar 24, 2017 12:42 pm por caminandobajolalluvia

» A TODOS LOS DEL FORO
Lun Mar 20, 2017 12:58 pm por caminandobajolalluvia

» Enciende de tu pluma…
Lun Mar 20, 2017 11:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi vuelo
Vie Mar 17, 2017 7:58 am por caminandobajolalluvia

» Soledad en solsticio de verano II
Jue Mar 16, 2017 6:24 pm por caminandobajolalluvia

» Amanece…
Miér Mar 15, 2017 6:18 am por caminandobajolalluvia

» Un café y mil recuerdos...
Miér Mar 15, 2017 6:07 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Un poema de amor revisitado

    Comparte
    avatar
    Oscar64
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master II - Propietario y Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 8252
    Fecha de inscripción : 22/05/2010
    Localización : Santiago de Chile

    Un poema de amor revisitado

    Mensaje por Oscar64 el Lun Jun 04, 2012 12:26 pm

    Un poema de amor revisitado

    La poesía que me traes,
    esa que viene bajo tus ojos y tus manos,
    no es la mejor ni la has escrito,
    pero es la que haces cada vez que dices que me amas,
    es la que hoy haces
    cuando buscas para mi algunas palabras.
    Tampoco es la peor,
    ese lugar se lo reservo yo al silencio, porque insisto,
    con ella me dices siempre que me amas,
    con ella alcanzo en cada sol tu mediodía.
    Y es tan sincera como tú,
    cuando apareces desde el fondo de tus ojos
    y, aunque parezca montaraz y sucia,
    prístina me habla, tan prístina como tu beso y tu fragancia.
    Es dulce como la miel de abeja,
    de la que yo soy el oso que la prefiere y la devora.
    Habrá quien diga que es mustia,
    nunca ha de faltar quien no comprenda las semillas.
    Reirás , pues no te importa,
    llorarás, pues así creces:
    todo cuanto yo te inspiro,
    desde el átomo en el aire al universo en tus pupilas,
    guarda algo de hermosura,
    es hermosura en la que tú me aguardas.
    La poesía que me regalas
    en esa flor, en ese simple pensamiento mutuo,
    ciertamente poco rima,
    no le hace falta, pues los dos enmudecemos,
    simplemente es sincera,
    por eso una mirada la hace cierta,
    pero, la sinceridad como la mierda,
    esa que abunda en los pasillos de la historia,
    ni se adorna ni se perfuma,
    sólo corrompe a quien no la detiene.
    Es libre como el pensamiento,
    es dulce como nuestras manos,
    como el viento que a la hoja,
    la que escribes, la que se hace árbol,
    a su gusto arremolina,
    a su paso vuelve de oro.
    La poesía como te nace,
    como la entregas, como la desnudas,
    solamente a ti te nace,
    solamente yo la abrigo.
    Va curtida por los años,
    esos que dan y quitan sabiduría e inocencia
    va esculpida por tus dedos,
    esos que también se vuelven viejos y se vuelven niños,
    es tan dócil como arisca,
    tan complaciente como seductora.
    La poesía que te oxigena,
    la poesía que por ti respiro.
    no es obrera ni mendiga,
    no es dignataria ni corrupta.
    ¡Que te importa lo que digan,
    lo que no digan, lo que no permitan
    si la escribes sin mi nombre,
    pero con tu apellido en mis entrañas!
    No me acusa, no me delata,
    no te blinda, no te reconviene,
    no me señala, no me acribilla,
    no te abandona, no te vuelve ciego.
    Tu poesía como la escribes,
    digo otra vez en nubes, en estrellas, en caminos,
    es descarada como puta,
    sólo que nunca me ha cobrado,
    a veces la leen y la disfrutan,
    a veces todos pasan sin mirarla,
    otras tantas nadie la comprende,
    es tan difícil comprender toda alegría.
    Así es ella, quijotesca en su ruta,
    dulcinea bajo sus camisas;
    sigue en píe; alta la frente,
    con el Sancho de sus anclas en el vientre.
    ¡Si eres sincero, has de decir,
    con todas las letras de nuestro propio idioma,
    que la poesía que traes,
    incandescente entre tus labios,
    no es para toda la gente,
    aunque cada cual puede encender su hoguera,
    solamente es para mi,
    solamente es para que yo te bese.

    30 05 12

      Fecha y hora actual: Miér Mar 29, 2017 5:19 am