Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    Sonetos (De agua y de cielo)

    Comparte

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Sonetos (De agua y de cielo)

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Miér Dic 21, 2011 1:44 pm


    I

    Asiento de verde primavera, en dócil letargo
    asombra el frenesí de un robusto pino
    en la constancia del albor y del destino
    clara efusión del agua al cielo embargo...

    Loca prisión de claveles, presuntüosa
    de lascivo estado, gentil ya no cabría
    en el murmullo del cuerpo que no abría
    verde cimiento de un blasón, flor hacendosa...

    Desde el cielo y soez la luna no es amague
    del fresco latir de la gema no es emblema,
    de la ciega fruición que en la cuna se despeja...

    Frenético candor y un rostro que se espeja
    latido del albor, candente, que es azogue
    la distancia al sentir de tu dilema...

    II

    Abierto cede el océano que quiso, llamarada
    de rubor de un ocaso que perdido no era,
    abierto despertar de Primavera
    sedoso escoplo de la tarde enamorada...

    Océano que vuelve, tras un llanto de esperanza
    hacia un mar que de nuevo canta noche
    desnudo pecho cual pudor se desabroche,
    acierto rubor cede a tus labios, fresca remembranza...

    Asido entre tu púrpura cadencia, de rosa perfumada
    oscila mi prudencia de estrella bondadosa,
    que pierde en tu rubor la desértica llanura...

    Y sobra entre tu pecho el carmín que me procura
    levar mi panadera huella enamorada
    sobre tu mejilla yo idolatro la rosa, mi locura...

    III

    Acierto que se evade entre la nube que asciende entre tus ojos
    sobre tu risa, la luna no es nevada,
    del horizonte de tu piel enamorada
    hacia mis sueños, errantes calles de rastrojos...

    Hacia la dócil nevisca de tu oriundo cuello
    légamo de sal, claroscuro del vestido,
    del océano de miel y de tu sello,
    clarividencia de tu alma entre el sonido...

    Candente bruma que se esparce entre la huella
    de un horizonte que cabalga hacia una estrella,
    desde el silencio que procrea la unidad.

    Hacia tus piernas que son bálsamo y mitad
    de tu cuerpo que es gemido, rosa bella,
    pudor que süeña la pasión a mi querella...

    IV

    Desde el agua que procrea mi sedienta sombra,
    sobre el destello del aire que voltea en mi mirada
    ruina de mi centro, casi siempre perpetuada
    hacia el silencio de mujer, süeño de hembra...

    Mirada tierna hacia el arribo en la maleza
    del juglar que asoma ver en el arraigo
    tu juventud que impropia tu belleza
    mis ojos ciegos son ciegos ojos, en ti caigo...

    Perfume silencioso de perfil tan caro
    y asomo en la mudez del sigilo de tu aroma
    en la templanza y esbeltez de tu carcoma...

    Como un ave, leo entre tus hojas raro
    árbol que se anima a imitar a las deidades
    tu sombra lleva juventud de las edades.

    V

    Dosel que aclara, y rústico aliciente
    perfume a cedro, y levanta entre la nieve
    la senectud del llano, del relieve
    candente oro que separa mar durmiente.

    Rústico aroma que procela y que es amado
    entre las hierbas de un juglar, poeta enamorado,
    hacia la vida, hacia el aire apasionado
    hacia la virtud de tus ojos, que me has dado...

    Y se eleva la rompiente de la única ola
    que embriaga mi desértica belleza
    hacia el letargo de tu sol, tu gema sola.

    Sedienta sombra que es aún más fortaleza
    entre los ciegos mares que desola
    la fría hierba entre los aires, tu simpleza...

    VI

    Sostén del ala que süeña tu latido
    frenético candor la luna tiembla
    hacia el mar, al horizonte, hacia el oído
    tu sencillez que ahonda y que me asembla...

    Al horizonte de la sal, crepúsculo que duerme,
    entre tus manos, tus süeños, tu figura,
    hacia la joven estrechez de tu cintura
    jugando en nieve cuando la duna quiere verme...

    Hacia el ahínco, hacia el pan que, victorioso
    lúgubre y dorado esculpe, milagroso
    gentil sosiego y huida de un esbozo...

    Hacia verter la leche que derramas en un vaso
    vertida y calma, soñada junto a un trozo
    de tu cintura de miel, leño que abrazo...

    VII

    Mágico y doble como campana entre dos pueblos
    que al aire roban el perfume de las flores
    desierto es el amague a tus rubores
    frenético desván que anida entre venablos...

    De su arrobo el frenesí se tiñe del celaje
    de tu mirada que süeña entre las rosas,
    de tu mirada que süeña frías cosas
    y toma el rojo que una vez te da coraje.

    A tu perfume me rindo, me desdoblo
    campana mineral, música de oído,
    que entre mis manos has sentido

    excavar en tu vientre al que me amueblo
    y vestir a tu sandalia del desnudo
    oro y carmín, en tu piel yo me reanudo...


    VIII

    Crisálida revuelta, mariposa diurna
    del aire y del agua el rocío te remonta
    como la sal impregnada me desmonta
    desde el alba que atempera albaciturna...

    Mirada ciega se cierne entre el paisaje
    de un oro mineral al que deslumbra
    con las flores del trigal un oro alumbra
    rústico y tenue, el fragor, mi aprendizaje...

    Y en la luna bahías no te nombran,
    sedienta escarcha mudez no te acompañan
    del oscuro remanso que puebla mi batalla...

    Por comprender tus piernas, tu vientre, tu muralla
    tu estática belleza, lúdica, restañan
    tu voz en mi velamen de nocturno, me acostumbran...





    kaina
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 7301
    Fecha de inscripción : 14/12/2009
    Localización : buenos aires
    Humor : Siempre positiva

    Re: Sonetos (De agua y de cielo)

    Mensaje por kaina el Sáb Dic 24, 2011 1:42 pm

    Ay ale, cuando agarras la pluma, y si no tienes ese momento de lucidez, te vas por las ramas amigo, que grande eres, un grande.


    _________________
    KAÍNA.

    caminandobajolalluvia
    moderador de café poético
    moderador de café poético

    Masculino Mensajes : 7685
    Fecha de inscripción : 19/12/2009
    Localización : Buenos Aires, Argentina
    Humor : Muy gracioso en ocasiones súbitas, je

    Re: Sonetos (De agua y de cielo)

    Mensaje por caminandobajolalluvia el Dom Dic 25, 2011 10:04 am

    Muchísimas gracias, Kaina!!!!! Un abrazo grandote y Felíz Navidad!!!!!

    Un beso!!!!! I love you cheers flower Very Happy

    Contenido patrocinado

    Re: Sonetos (De agua y de cielo)

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:15 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 1:15 pm