Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» El Casino Obrero Navidad 2016
Hoy a las 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Hoy a las 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Jue Dic 01, 2016 7:39 pm por irene blanc

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Tu vida llena de fantasia
Vie Nov 18, 2016 6:05 am por caminandobajolalluvia

» El hospital de los dulces y golosinas
Vie Nov 18, 2016 5:52 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    CRIMEN POÉTICO

    Comparte

    Hoz Leudnadez

    Masculino Mensajes : 361
    Fecha de inscripción : 13/07/2011
    Localización : El Mictlan México más exacto en sus pulcatas, guarras y en el venéreo amor... y en sus otros juegos de azar. Porque yo fumo, escribo, bebo, amo y hago otras cosas peores
    Humor : a pez

    CRIMEN POÉTICO

    Mensaje por Hoz Leudnadez el Miér Jul 13, 2011 4:32 pm

    Crímen Poético
    Tratas de exaltarme otra vez ¿verdad?, tratas de meterte en un sitio profundo para albergar en las paredes de mis adentros como una mancha irrevocable, haciendo el cimiento de mi cordura tambalear y lo estás logrando, mírame ahora, moviéndome inquieto como un péndulo, como una viga que se tambalea y se corroe lentamente.

    Soy una maldita ansiedad redonda caminando en círculos, por tu estrambótica presencia, y mírate tú, ahí, despreocupada, sobre la penumbra del cuarto y recostada con el velo blanco en la cama.

    Entras y sales de mi mente como quien camina festiva por su casa sin necesidad de llaves, entras y sales de mis oídos, pronunciando palabras y palabras, recuerdos torcidos que se clavan y me desvisten, me asaltan y me asustan.

    Voces suspendidas que vagan por doquier atorándose en los lugares más amplios, ennegreciendo los cuadros y calcinando las fotografías, volteando crucifijos y poniendo a los santos patas arriba.

    Has deteniendo el correr despistado del reloj sin manecillas que oxidado trata de hacerme huir del tiempo mandándome rápido las noches para dormir y olvidar las realidades que me dejaron desprotegido a los días que se volvieron eternos a causa de tu maldita partida.

    Pero no me escapo, me atoro en pesadillas punzantes que me quitan kilos y me entregan gritos, insomnios, despertares súbitos y desquebrajados temores.

    Entras flotando a mi memoria, levitando a mis olfatos, sin quitarte las zapatillas y ocupada en el mortuorio frío de la ausencia, la maldita ausencia ¿ya no lo recuerdas?

    ¿Se te ha olvidado que te fuiste, que te largaste dejándome con el demonio vocal de tu nombre en la boca? no vengas a decirme que no fue así ¡cállate! ¡cállate! tú no existes, tú no estás, tú no te mueves ¡cállate! ¡cállate! te largaste, sin el palmo misericordioso sobre el corazón, sin la prudencia torácica que me permitiera decirte que te amaba, solo mostraste la mirada grisácea que me incitó a rogarte que no me dejarás, lo que me obligó a arrastrarme, convirtiéndome en un trémulo de carne virulento, porque sé te da bien, se te da bien eso de darte la vuelta sin mirar atrás.

    ¿Entonces ahora qué sucede? ¿qué es lo que deseas de mí?
    ¿crees que solo hablo por hablar? ¿crees que no me acuerdo? musa muda, incapaz, insepulta, con labios líquidos y desmemoriada razón escurridiza mona como un pájaro invernal, claro que me acuerdo de nuestro último encuentro ese que terminó por hacerme traerte aquí, y ponerte sobre mi cama.

    Ese maldito encuentro, claro que me acuerdo de todo, hace casi y aunque no me creas pero lo conté fue hace; cien botellas, quinientos cigarrillos, siete transfusiones sanguíneas, dos arrestos y un eterno juicio, mil noches, mil lluvias, mil muertes y cero poemas y cero soles.

    Fui hace todas esas centurias a buscarte, después de tu precipitado escape, me serví olfateando el ectoplasma vertido sobre las sábanas donde permanecías tatuada como carnal aparición en aquellas centurias dopadas de locura, cuando me cubría de ácido para no llorarte cada tumulto y a cada arrepentimiento constante tras dejarte ir, dejarte ir sobre mis manos, tras dejarte esfumar desde mis manos.

    Cada maldito segundo se disipaba un anhelo, un recuerdo, como una escama perturbada que echaba raíces por todo el cuarto, volviéndolo selva o un subversivo jardín edénico donde a lágrima viva yo, con el desplante de poeta recordaba las dramaturgias eternas cuando tú, vestida de Eva, con los risos carmín al aire, con esas pecas abstractas sobre tus mejillas blancas y brillantes, pinceladas con gracia como simulando la bóveda estelar más luminosa replegando el destello de tus dos soles herbales, de tus ojos verdes, sobre los relieves de punto fino de tu nariz poética que resguarda tus medias lunas rosadas, labios infinitos de paso neutro.

    ¿Cómo no buscarte con estos recuerdos que me llevan a la elocuencia
    clamada al aire y tejida en papel?
    ¿Cómo no apresurarme a tu encuentro con la libreta abierta y las estrofas lubricadas hasta la inundación de sus metáforas y la damnificación de mis metas
    y seguridades mentales?
    ¿Cómo no acordarme, si fuiste el primer poema nacido desde la arteria más lejana hasta las más vistosas de mis superficialidades?

    Porque te reflejabas en el panfleto literario y en el pantalón de diario, en la publicación semanal y el líquido seminal ¿cómo no acordarme?

    Sí hasta tus dientes parten de la palabra agitada y abierta para la rima, cuando cada beso parecía un reto de supervivencia, tus dientes y los míos chocando como piedras precipitadas y ansiosas por la chispa para verter fuego sobre la leña y detonar fuera todo innecesario calosfrío.

    ¿Cómo olvidarme de todos esos acontecimientos épicos donde hasta Dios sucumbió, pues nunca imaginó ver las mil y un poses en las que se puede poner la costilla del primer hombre? ¿Cómo olvidarme?

    Aquel último encuentro salí y como sé que no abrirías, llevé palas y picos, me perdí en un recorrido sombrío donde los cuervos sobre sus árboles pandemónicos graznaban la tonada atenebra de las noches sin lunas con la estela nebulosa que guarda los murmullos de quienes vagamos en angustia entre sus sombras incoloras.

    Sí, como olvidar tu orgullo, pensé, no me abrirás, no me hablarás, no me pondrás atención, sí su maldito orgullo.

    Ese que prevaleció en los silencios, aún en contra del vaivén, que ni por más recio, te hacia aclamar gemido, y lo apagabas por soberbia, por gula y enojo, por hambre de venganza, por orgullo y mal intención.

    Cuando llegué, sobre la subversiva llamada de los aullidos de aquél monte, pisando huecos senderos de tierra mojada sin sabor; ¿qué me encuentro?
    ¡Orgullosa no me abriste!

    ¿Dime quien sino yo ha tocado con tanto desdén tus puertas?

    Otros pudieron tener la llave de tus imperios, o sabían hablarte con ese tenue y sinfónico verso lleno de urgencia en tus nocturnas andanzas voluptuosas que se tornaba como un timbre para que les abrieras a la primera tus recintos, sin preguntar;
    ¿quién es? ¿qué vende? ¿me va a pagar?

    Y yo, para que escuches mi llamado y mi necesidad, traje palas y picos, aquellos con el puño cerrado dejaban su nombre sobre el portón de madera, y con su mano abierta el apellido sobre tus carnes yo nunca, ni siquiera me acerqué ni por error a tu cerradura, y ahí, por cada angustiosa necesidad de verte, daba diez paladas, cien golpes asesinos con el hierro erecto, y mil tormentosos encierros a tu recuerdo, te sudaba, te cansaba, te respiraba, te suspiraba en aquel campo oscuro, donde se dice que todos los que llegan obtienen paz.

    ¿Cómo no me voy a acordar y cómo no me va a doler tu partida?
    si incluso me deshice de aquellos veladores que impedían que te sacara a la fuerza de tu subterráneo sueño, seguro y eran aquellos que encantados enterraron tus pieles vanidosos en sus siembras para que resurgiera un árbol mítico que diera frutos bellos velludos y jugosos como tú.

    ¿Y ahora, con esto me pagas? ¿exaltándome a tales delirios? ¿enfermándome a tales alturas? ¿pero sí me esforcé por más de seis pies de profundidad?

    Ahora ¿con qué descaro vienes a mi mente a perturbarme, a lacerar mis sentidos, a masturbarme el recuerdo, a lamerme la herida?

    ¿Con qué descaro? Y peor aún, permaneces inmóvil ahí en la cama, donde te extraño partida en dos, con tu boca lucífera y tus caderas endemoniadas, permaneces frígida, fría, y ahora sé que las mariposas que decías sentir por mí, no son más que larvas devorándote el estómago ¡mentirosa! ¡orgullosa! ¡infame musa! ¡yo que hasta te escribí poesía!

    No sé porqué te traje de vuelta, estás apestando mis muros con la fétida anorgasmía de tu inanimada esencia, no sé, no sé porqué te traje, lo mejor amada mía mi amada musa, será volver a enterrarte.

    kaina
    Admin de café poético
    Admin de café poético

    Femenino Mensajes : 7301
    Fecha de inscripción : 14/12/2009
    Localización : buenos aires
    Humor : Siempre positiva

    Re: CRIMEN POÉTICO

    Mensaje por kaina el Jue Jul 14, 2011 4:57 pm

    Buen escrito HOZ, gracias por compartirlo.


    _________________
    KAÍNA.

    Hoz Leudnadez

    Masculino Mensajes : 361
    Fecha de inscripción : 13/07/2011
    Localización : El Mictlan México más exacto en sus pulcatas, guarras y en el venéreo amor... y en sus otros juegos de azar. Porque yo fumo, escribo, bebo, amo y hago otras cosas peores
    Humor : a pez

    Re: CRIMEN POÉTICO

    Mensaje por Hoz Leudnadez el Sáb Jul 16, 2011 11:14 am

    Kaina;

    gracias a ti por pasarte a dejar una linda flor en esta tumba!

    Contenido patrocinado

    Re: CRIMEN POÉTICO

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:52 pm


      Fecha y hora actual: Sáb Dic 03, 2016 8:52 pm