Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» VACÍO EN OTOÑO CASI FRÍO (Confusión)
Lun Mayo 21, 2018 6:32 pm por caminandobajolalluvia

» Son rojos
Lun Mayo 21, 2018 6:21 pm por caminandobajolalluvia

» POR SER IMPOSIBLE
Lun Mayo 21, 2018 5:12 pm por caminandobajolalluvia

» La miel de tu boca
Lun Mayo 21, 2018 5:07 pm por caminandobajolalluvia

» Te amaré distinto.
Jue Mayo 10, 2018 10:30 pm por Oscar Alberto

» Mis versos se sienten solos.
Jue Mayo 10, 2018 10:28 pm por Oscar Alberto

» MÁGICOS ENCANTOS
Mar Mayo 08, 2018 5:43 pm por Miguel Visurraga Sosa

» VEN AMOR FICTICIO VEN
Lun Mayo 07, 2018 1:11 pm por Miguel Visurraga Sosa

» Signo en tarde de otoño
Lun Mayo 07, 2018 1:08 pm por Miguel Visurraga Sosa

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    En la alcoba

    Comparte

    voltant

    Masculino Mensajes : 110
    Fecha de inscripción : 11/10/2010
    Localización : Valencia
    Humor : El justo

    En la alcoba

    Mensaje por voltant el Dom Abr 17, 2011 2:08 pm

    Servía en fiestas y reuniones la imagen de ser un hombre entero, cabal y responsable. En ellas salía airoso, sentía el baño del vencedor entre vencidos. Su entereza y firmeza sobresalía entre congéneres que tenía en inferior estima.
    Érase que como hombre, un día claudicó ante sus ideales más primitivos. Sin llegar a vislumbrar que el castillo de naipes en el que apoyaba su vida se desmoronaba hasta convertirse en vencido entre la maleza. Su hogar, el último rincón en el que diariamente indagaba eran ojos acusadores ávidos de venganza.

    En su conciencia había una imagen que representaba el momento de sobrepasar el límite prohibido en esa alcoba llena de sentidos y en la que selló todo resquicio para poder continuar con su patriarcal vida.

    Cuando, sin esperarlo, el motivo de su intranquilidad, le recorría todo el cuerpo, se mostraba ausente y no acertaba a la conversación del momento. Desconcertado pedía disculpas aunque su esfuerzo por integrarse era en vano. No acertaba con su actitud hacia el motivo de las risas y los silencios.
    A veces el barullo del gentío le transportaba hacia aquélla alcoba en donde sus manos abarcaban los voluminosos pechos y cada dedo ofrecía el dulce tacto de su piel con una delicada presión.

    La ropa no impedía imaginar su tersado color y cualquier resquicio en su blusa ofrecía el placer de la búsqueda.
    Todo su cuerpo había apostado por la ingenuidad de mis manos, mientras descubría la total altura de sus piernas elevando la sedosa falda. Unos instantes mantuve inmóvil mi mano entre sus muslos prietos en los que poco a poco dejaban espacio para todo placer.

    Su espalda fría contrastaba con el calor de mis labios, que solo hasta llegar a su cóncava curva y adherirlos por un momento, tuvieron la oportunidad de bordear su cintura. Al desabrochar uno de los botones, pasé a notar la piel ardiente en donde mis fríos besos se perdieron.

    La luz, que accedía por la entreabierta ventana, como testigo de nuestro amor, definía fielmente nuestros cuerpos tendidos en un solo abrazo.

    El café servido en taza de porcelana se enfrió y la tertulia que lo acompañó dejó de amenizar a los contertulios. En el momento que estos se levantaban de sus aposentos volví de golpe a aquella mesa que me resguardaba. Yo prolongué el momento, vertiendo azúcar en la taza, y como si el líquido negro me importara, acerqué la mano hasta encontrarme con la suya y sentir la fuerza de nuestro amor.
    avatar
    Fernando Liendro (E.P.S)
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado
    Poeta Gran Master - Miembro Del Jurado

    Masculino Mensajes : 2505
    Fecha de inscripción : 15/12/2009
    Localización : mar del plata, bs as, arg
    Humor : demasiado bueno y demasiado feliz

    Re: En la alcoba

    Mensaje por Fernando Liendro (E.P.S) el Dom Abr 17, 2011 9:28 pm

    La ropa no impedía imaginar su tersado color y cualquier resquicio en su blusa ofrecía el placer de la búsqueda.
    Todo su cuerpo había apostado por la ingenuidad de mis manos, mientras descubría la total altura de sus piernas elevando la sedosa falda. Unos instantes mantuve inmóvil mi mano entre sus muslos prietos en los que poco a poco dejaban espacio para todo placer.


    yo por ahi no soy bueno en los micro relatos, pero esta parte es muy bueno, tiene pasion y mucha garras jaja muy bueno hermano, un encanto fino para micro relatos.

    PD. tu frase de la firma es muy bueno Smile me encanto nos vemos

    voltant

    Masculino Mensajes : 110
    Fecha de inscripción : 11/10/2010
    Localización : Valencia
    Humor : El justo

    Re: En la alcoba

    Mensaje por voltant el Lun Abr 18, 2011 7:37 pm

    Fernando Liendro (E.P.S) escribió:La ropa no impedía imaginar su tersado color y cualquier resquicio en su blusa ofrecía el placer de la búsqueda.
    Todo su cuerpo había apostado por la ingenuidad de mis manos, mientras descubría la total altura de sus piernas elevando la sedosa falda. Unos instantes mantuve inmóvil mi mano entre sus muslos prietos en los que poco a poco dejaban espacio para todo placer.


    yo por ahi no soy bueno en los micro relatos, pero esta parte es muy bueno, tiene pasion y mucha garras jaja muy bueno hermano, un encanto fino para micro relatos.

    PD. tu frase de la firma es muy bueno Smile me encanto nos vemos

    Que bien que te encantó el relato. Y es un muy buen comentario que te agradezco.
    Nos vemos por estos lugares

    Un abrazo.


    Contenido patrocinado

    Re: En la alcoba

    Mensaje por Contenido patrocinado


      Fecha y hora actual: Miér Mayo 23, 2018 3:04 am