Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas

» Roto el mar
Mar Dic 06, 2016 5:50 am por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo Navidad 2016
Mar Dic 06, 2016 4:11 am por caminandobajolalluvia

» Tu cuerpo en otra sombra
Lun Dic 05, 2016 6:30 am por caminandobajolalluvia

» El Casino Obrero Navidad 2016
Sáb Dic 03, 2016 7:30 pm por caminandobajolalluvia

» Verde, si llama
Sáb Dic 03, 2016 6:54 am por caminandobajolalluvia

» Mi corazón
Mar Nov 29, 2016 6:41 am por caminandobajolalluvia

» Verdad
Jue Nov 24, 2016 8:43 pm por caminandobajolalluvia

» Colegio Canicouva de Vigo erase una fiesta infantil
Miér Nov 23, 2016 7:07 pm por caminandobajolalluvia

» Dinoseto de vigo forma una familia
Vie Nov 18, 2016 6:12 am por caminandobajolalluvia

Los posteadores más activos de la semana

¿Quién está en línea?

En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno


[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 125 el Dom Oct 30, 2011 8:57 pm.

Los posteadores más activos del mes

Flujo RSS


Yahoo! 
MSN 
AOL 
Netvibes 
Bloglines 

Navegación

Galería



    "Bienvenido al Club de los Modelos Clasicos II"

    Comparte

    Oxwell
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Masculino Mensajes : 924
    Fecha de inscripción : 04/01/2010
    Localización : Chicago Il.
    Humor : El adecuado

    "Bienvenido al Club de los Modelos Clasicos II"

    Mensaje por Oxwell el Miér Mar 02, 2011 6:51 pm

    “Bienvenido al Club de los Modelos Clásicos II”
    (La Crisis de los 40’s)
    Con una devoción ecuménica se entregaba a su trabajo, haciendo hasta lo que no le pedían, por lo que en poco tiempo gano la estima y apreciación de sus jefes y compañeros, pero fuera de eso no tenia vida… De sus hijos aparte de un álbum de fotos, los juguetes abandonados de una infancia que se esfumo, dos cuartos vacios plagaos de posters en la pared y un par de cartas cuyo remitente, atestiguaba que venían procedentes de New York pero sin dirección y un par de llamadas de su princesa… Todo lo demás eran recuerdos, que a veces se le hacían difusos…
    En sus interminables monólogos nocturnos, en el desafuero de sus sentimientos, se preguntaba, como podía recuperar esas ganas de vivir, que desde hacia mese se había lanzado al mar del olvido con una piedra amarada a la cintura. Se decía: -Quizás un tratamiento de ECT, cortocircuitaría mis neuromas para que liberen un poco de serotonina que tanta falta me hace o tal vez una inyección de amidefrina le devolvería el alma a este cuerpo que de forma desaforada se quedo habitando entre los cadáveres del pasado…
    Sus amigos desde hacia tiempo, se venían restando, dado que su mundo por todos esos años giro en torno a ella, que hoy era la gran ausente… Hoy solo quedaba un cepillo de dientes, que seguía esperando en el lugar de siempre, un closet lleno de ropa, con prendas que nunca estreno… Y por todas partes pedazos de su presencia, que hoy eran como fantasmas que espantaban a cualquier otro pensamiento.
    Fue por esos días, que el pensamiento de hacer cambios en su vida, empezó a alborotar esa paz aparente en la que creía vivir. Entre las primeras cosas que hizo, fue ir al peluquero, para hacerse teñir el pelo y que le sugiriera un estilo más juvenil, luego empezó con terminación el proyecto tantas veces abandonado, de hacer ejercicios, no solo por ese conato de panza que empezaba a abrirse camino en sus entrañas, si no también por su salud. Sabía que necesitaba hacer cambios radicales en su vida, pero no tenia las fuerzas para empezar. Fue por esos tiempo, que por esas venturas del destino, se encontró en el camino, con un viejo amigo o más bien viejo conocido, que ya tenía tiempo de no ver; viéndolo detenidamente, noto que era él, pero ya no era él, el tiempo había hecho estragos con su piel, pero no había conseguido desdibujar esa franca sonrisa, ni su modo afable y descuidado. Se saludaron afectuosamente, haciendo al unisonó una remembranza del tiempo pasado. Gustavo Adolfo (así se llamaba) se alegro tanto de verlo, que sin protocolos lo invito a un grupo o club de amigos que se reunían una o dos veces por semana en un viejo café. Con diligencia Luis Carlos anoto la dirección, pero sin la convicción de ir. Al despedirse de Gustavo Adolfo, se quedo con un dejo de tristeza y a la vez con una pregunta ¿Me mirare, tan viejo como él? Siguió su camino por la avenida y conforme pasaba por las vitrinas de los almacenes, se paraba un momento para observarse, para mirarse y sin sabes porque, la imagen que miraba, era distinta a la que había visto en la mañana.
    Horas después, regreso a su guarida donde lo esperaban los fantasmas de sus recuerdos; se puso a ver la televisión, mas por pasar el tiempo, pasando de canal en canal, sin terminar de ver nada y poco a poco se fue quedando dormido… Cuando estaba en lo más profundo de su sueño y en la televisión, un anuncio comercial, le anunciaba unas píldoras maravillosas que prolongan la erección y lo hacían sentirse feliz, cuando sin previa invitación, aquel sueño recurrente se poso en su mente, como buitres en nido ajeno y empezó a carcomerle la paz. Luego despertó aterrorizado y sudando frio.
    Pasaban los días y todo era igual, los días de su mayor tormento eran los fines de semana, porque no le llegaba el salvavidas del trabajo compulsivo que le permitía tener un suspiro de aquel suplicio que lo sofocaba y que se llama soledad.

    Victor E. Alonso Alvarez
    Poeta Master - Miembro Honorario
    Poeta Master - Miembro Honorario

    Masculino Mensajes : 1084
    Fecha de inscripción : 31/07/2010
    Localización : Puerto Rico
    Humor : Mi humor... es bastante bueno... eso dicen.. jajaja

    Re: "Bienvenido al Club de los Modelos Clasicos II"

    Mensaje por Victor E. Alonso Alvarez el Jue Mar 10, 2011 9:39 pm

    Vaya manera en la que estas mostrando y describiendo la soledad de Luis Carlos Smile

    La parte que mas me atrapo fue:

    Sus amigos desde hacia tiempo, se venían restando, dado que su mundo por todos esos años giro en torno a ella, que hoy era la gran ausente… Hoy solo quedaba un cepillo de dientes, que seguía esperando en el lugar de siempre, un closet lleno de ropa, con prendas que nunca estreno… Y por todas partes pedazos de su presencia, que hoy eran como fantasmas que espantaban a cualquier otro pensamiento.

    Vaya soledad descrita... seguire al pendiente de la continuacion! What a Face
    Interesante! me tienes esperando Smile Saludos!

    Oxwell
    Poeta Autor-"Una Tarde De Café Musa Y Poesía"
    Poeta Autor-

    Masculino Mensajes : 924
    Fecha de inscripción : 04/01/2010
    Localización : Chicago Il.
    Humor : El adecuado

    Re: "Bienvenido al Club de los Modelos Clasicos II"

    Mensaje por Oxwell el Jue Mar 24, 2011 6:52 pm

    Creo queaun que patetico ,describe unarealidad, gracias!!!

    Contenido patrocinado

    Re: "Bienvenido al Club de los Modelos Clasicos II"

    Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 1:17 pm


      Fecha y hora actual: Jue Dic 08, 2016 1:17 pm